¿Cambio?…¿Revolución?…¿Parasitismo?..

Cuando las personas no se abren a modificar sus hábitos y costumbres, o sea, cambiar o hacer una revolución, mejor dicho, no cambian con el cambio, están cohabitadas y se hunden. Todo cambio que no cambie la mente, no es cambio. Los cambios, sin duda, fortalecen y vigorizan. Te hacen fuerte para lograr y culminar tus deseos.

Metámonos, en estos momentos precarios de las autoescuelas, con el cambio o, de lo contrario, este se meterá con nosotros cuando lo hagan otros. El éxito sería la mejor razón para cambiar las cosas. Ha de emplearse como un trampolín,  y no como una columna de adorno. La columna es estática y se presenta como un gran objetivo estacionario que facilita el ser derribado. El trampolín permite moverse  y saltar continuamente para alcanzar mayores alturas según el impulso a que sea sometido. La estabilidad y la permanencia absoluta en una profesión no son conceptos útiles en estos tiempos de tantos cambios. Miremos hacia nuestros ombligos. Si estamos ,en estos momentos, subidos al éxito, es la mejor razón, mientras se pueda, para cambiar las cosas.

Proponer ideas es la parte más fácil en cual quier proyecto, pero llevarlas a buen fin es lo más difícil. Llevamo cantidad de años sin ideas y siempre en lo mismo, que se lo digan a mi compañera y amiga de Baleares. cada vez a peor…

Nuestro profesionales de la formación vial deberían ser los encargados de transformar estas ideas en verdaderas acciones. La mayoría de nuestra gente le va mejor la rutina y se resiste al cambio, porque este proceso les moviliza , les desconcierta  e incluso les cabrea. Esta es una gran tarea, de por si arriesgada, que raya con la incomodidad, que muchos prefieren obviar para seguir en la zona de aparente confort y comodidad a que están acostumbrados.

Las personas exitosas siempre cambian,porque a menudo buscan mejorarse y llegar a la meta que culmine sus deseos y ambiciones. Si no te superas y perfeccionas continuamente otro u otros tomarán tu lugar y lo harán por ti.

Cuenta que en una ocasión Einstein puso un examen a sus alumnos ,estos alarmados le dijeron: –Profesor, las preguntas son las mismas del año pasado-, el respondió: –Pero las respuestas son distintas-. sin duda hay que alimentar la mente y el espíritu para avanzar. para lograr una mejora continua y permanente. Tenemos la obligación de invertir en nosotros. La calidad debe presidir siempre nuestro estilo de vida.

A nuestros alumnos, ante esas ofertas estrafalarias, embaucadoras y engañosas de ciertas autoescuelas, les recomendaría esta máxima: NO TE FIJES EN EL PRECIO,SINO EN LA CALIDAD DE LA ENSEÑANZA A RECIBIR, porque la “calidad de la enseñanza”  tendrá mayor impacto y beneficios que el precio. Donde ahora estás no es todo lo lejano que puedes llegar, solo es tu punto de partida. Cierto es que: si te resistes , no vives,  ni cambias, solo serás un “mueble” y te convertirás en un fòsil.

                                                                JMLM NW

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: