PROFESORES DE FORMACIÓN Y EDUCACIÓN VIAL ASERTIVOS…


Esa fe y seguridad en nosotros mismos como formadores-educadores, se traduce también en una relación asertiva  con nuestros alumnos. La “asertividad” consiste en –saber expresar de una forma directa,clara, honesta y respetuosa aquello que sentimos, está en nuestra mente o nos es necesaria, así como en saber escuchar y atender con el mismo respeto aquello que sienten, piensan y necesitan nuestros alumnos-. Es algo que , si se aplica a la unión o vínculo con nuestros alumnos, se traduce en “centrar críticas en sus futuros comportamientos, valores y actitudes en la conducción de los vehículos automóviles sin riesgo alguno y no en sus personas, pero si, tomar en consideración cómo repercute en los alumnos lo que realizamos y decimos, cómo nos sentimos ambos, qué nos corresponde hacer a cada uno, así como qué obligaciones o necesidades tenemos cada cual para sentirnos bien  y estar en la mejor disposición de entendernos y escucharnos“.

La “asertividad“- nos ayuda a intentar comprender e interpretar mejor los sentimientos de nuestros alumnos y, por lo tanto, mejora la comunicación, al hablarnos desde el respeto o consideración y la sinceridad-.

Un alumno que se sienta apreciado y considerado, se sentirá “valorado”, aceptado en el conjunto del aula y, por tanto, adquiere seguridad en si mismo. El apoyo y afectividad que mostremos hacia nuestros alumnos en el desarrollo del “aprendizaje” de la conducción son esenciales y básicos para que lleguen a ser unos buenos conductores seguros,corteses y sociables en sus tareas y, lo más importante, confíen en sus capacidades y comportamientos ante la sociedad civil al transitar por las vías públicas.

Para que tengan mayor seguridad y confianza en ellos mismos, es necesario ayudarles a reconocer sus fracasos y felicitarles , a la vez, por sus logros o ganancias, y que comprendan que en esta vida existen adelantos positivos y retrasos negativos, y que estos “retrocesos” no van a influir o mermar su autoestima o valor como persona, que este permanecerá integro e intangible. Lo más importante en su labor como profesor es y será “sembrar confianza“.

Una de las mejores formas de construir la confianza de un futuro conductor es que sepa o tome conocimiento del por qué hacer las cosas y sus razones de realizar una maniobra de prevención del riesgo que le salve la vida a él y a los demás usuarios de la carretera.

A mis buenos amigos y compañeros iberoamericanos y a bastantes de estos lares les diría: TENER HABILIDADES NO ES SUFICIENTE, TAMBIÉN DEBEMOS CONOCER Y SABER QUE ESTAMOS EN POSESIÓN DE LAS MISMAS, PORQUE ESO NOS LLEVA A UTILIZARLAS.

Poca “asertividad“se puede hacer en nuestra profesión como formadores-educadores cuando esta DGT permite que esta formación-educación se realice mediante “cursos rápidos de memorización de las preguntas de examen” ,que ella misma publica, para superar la prueba teórica, olvidándose u obviando el articulo 38 del Reglamento de Escuelas Particulares de Conductores y los correspondientes del Reglamento de Conductores, convirtiendo la relación alumno-profesor en una relación “telepática” de conocimientos.

                                                               JMLM.NW

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .