La Creatividad, imaginación, ambición y ganas de trabajar conducen al merecido éxito.


Toda la gente puede mostrar la mejor versión de si misma y ser más feliz aún como consecuencia de la mejor ejecución de sus actos, sentimientos y pensamientos.

Siempre podemos ejercitar mejor nuestro talento, llegando a que sea más completo, optimista y realista: aprendiendo a utilizar los recursos que a cada ser humano se nos ha otorgado, siendo muy acertado el escoger lo más importante.

El ser humano, creado por Dios, es producto de la perfección y de la genialidad. Lo que nos parece un fracaso no es tal y su imperfección está perfectamente diseñada. Cualquier circunstancia puede convertirse en un amparo o ayuda para conseguir lo que más deseamos.

La gente bien nacida siempre esta dotada de suerte si aprende cómo ser más humana en cada instante de su vida; también en los momentos más difíciles, que nunca serán los más peores o negativos. Es una cuestión de realismo y necesidad. Todos tenemos la suerte o posibilidad real de mejorar nuestras vidas, relaciones, talentos y resultados. Nuestra vida en estado de felicidad tiene que ver más con las relaciones con los demás e incluso con nosotros mismos que con el azar o las circunstancias.

Lograr el objetivo que  cada uno de nosotros nos marcamos es una cuestión de verdadero acierto de la fusión de la teoría y la práctica, fuerza y tino, motivación y método. Se entiende cómo tomar decisiones más efectivas  o cómo mejorar tanto las relaciones interpersonales como las relaciones con nosotros mismos.

Está demostrado que el talento personal supera cualquier circunstancia y que, cuando una puerta pequeña se cierra  siempre se abre otra mucho mayor .También que el trabajo en equipo nos hace llegar más lejos que de forma individual; que uno no tiene que saberlo todo para lograr algo, sino buscar a quien lo sepa y formar equipo con él.

No hay fracaso posible cuando alguien trata de crear o inventar lo que nadie espera. En caso de no lograrlo, se puede llegar a un empate con los demás pero nunca a perder. La mayoría de los seres humanos abandonamos cuando estamos a punto de conseguir algo o cuando encontramos el mínimo obstáculo.

Todos los seres humanos estamos repletos de talentos que desconocemos, y la humanidad entera  es más rica  gracias a la existencia de cada uno de nosotros con independencia del lugar que ocupe en este mundo.

Cierto es, que pese a los hábitos y costumbres, las personas que persiguen o tratan de lograr lo que desean, queriendo obtener aquello en lo que creen que tienen vocación, cambian las costumbres y confirman que una vocación personal repercute en el bien de todos. Bueno es cambiar de costumbres que someterse a ellas.

Los seres humanos hemos sido hechos para perseguir un sueño que supere las costumbres y nos haga progresar a la par con el resto de la humanidad, que evoluciona a golpe del talento individual o de conjunto, que algunos no quieren reconocer. Apoyado el talento  en el humilde talento de otros que saben acompañar  a quien luego es líder: desde un decisivo segundo lugar  a veces `poco valorado.

Estas sabias palabras lo dicen todo, aunque algún lerdo no crea en ellas:

EL ÉXITO SE BASA EN LA IMAGINACIÓN SUMADO A LA AMBICIÓN Y LAS GANAS  O VOLUNTAD DE TRABAJAR.

                                                        JMLM-NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.