Reparo de “daños injustos” en la honra y la fama de las personas e instituciones…….


La ética, la moral y el decoro deberían prohibir y penalizar a todos estos  calumniadores/as que con simples rumores o pruebas adulteradas, obtenidas de forma ilegal e indigna y a la vez falsas, puedan dañar la honra o la fama de las personas y las instituciones, tan solo con la pretensión rastrera, despreciable e interesada de provocar un “escándalo fraudulento” que conlleve, provoque o pretenda la anulación de un concurso público y, con ello de forma infame e ignominiosa conseguir lo que “algunos” no fueron capaces de obtener en los tribunales.

Estos días salió en la prensa otro pretendido escándalo en el que se implicaba a dos futbolistas de la Selección Española de Fútbol, me refiero a David de Gea e Iker Muniaín, a los que se les acusaba de “corrupción de menores” lanzada a mediados de Junio, que resultó tan falsa que la Justicia ni siquiera  los interrogó. Pero el daño realizado por las informaciones aparecidas en la prensa y la televisión sensacionalista y negligente, que sin haber contrastado los hechos como marca la ética profesional, divulgaron esta noticia  y, ambos jugadores sufrieron el oprobio, vergüenza, vejación y, en algún caso, problemas familiares, además agigantados por el primer líder de la oposición que mostró un carácter atolondradamente irreflexivo, proclamando públicamente que no se sentía cómodo viendo a De Gea en la selección durante la Copa de Europa. Ahora se ha comprobado que las supuestas pruebas de implicación de los futbolistas eran inconsistentes y falsas, quedando sus nombres limpios ante la sociedad, después de haber sido enmierdados por los medios de comunicación con noticias inexactas, no contrastadas y no fundamentadas, pero el daño quedó hecho y el retablecimiento de la fama de estos honrados ciudadanos apenas compensada.¿Es lícito que estas humillaciones queden de esta forma impunes y sin castigo a los que han causado el daño pos su negligencia informativa?

Es deplorable y lamentable que la sociedad, por el simple hecho de unas informaciones negligentes e irresponsables de ciertas prensas y televisión sensacionalista, juzgue y envíe a la guillotina de la deshonra a personas inocentes, condenándoles sin pruebas a cualquier investigación, aunque después resulten absueltos.

Es detestable que algunos ciudadanos ejerzamos de jueces y verdugos; pero es completamente incapacitante para gobernar un país el que el Jefe del segundo partido político de España se atreva a eliminar la “presunción de inocencia” y que sin prueba alguna se ensañe acusando indirectamente e indebidamente a dos “honrados ciudadanos” de corruptores de menores. 

Cosa parecida es lo que ha ocurrido en el reciente concurso del PxP de la DGT, donde unos indeseables e inmorales sin consideración y con maldad infinita y, con intenciones mafiosas y perversas, filtren a determinada prensa sensacionalista y mercenaria unas conversaciones manipuladas e ilegales en su obtención, que fueron divulgadas sin contrastar de forma responsable su contenido, causando daños irreparables en la honra y la fama de la Subdirectora Adjunta de la DGT, también al Presidente de la CNAE y la  propia organización de forma indirecta, por unas conversaciones insustanciales como puede tener cualquier ciudadano, pero que fueron tergivesadas y adulteradas de forma maliciosa e intencionada.Todo por conseguir con argucias y malas artes  una concesión que no les fue posible obtener en los tribunales. Esperamos que las investigaciones que realiza la policía sean exitosas y se logre identificar y castigar a estos indignos malhechores  componentes de una conjura orquestada, programada, maliciosa   y  plena de indignidades. Según últimas noticias, las investigaciones van por buen camino y próximas a localizar a los causantes de este delito. y, que la justicia restablezca la verdad y castigue a estos delincuentes.

En la sociedad moderna coexisten diversos códigos morales, es decir, en sociedades plurales necesitamos una ética compartida, un sistema de valores con el que toda sociedad se identifique, para sustentar una convivencia seria y formal para orientarnos  en las decisiones y acciones públicas ante nuevos desarrollos científicos y sociales.

Nunca podremos prevenir lo que sucederá, pero si elegir la forma y manera en que vamos a reaccionar frente a los inconvenientes y las circunstancias tóxicas que nos puedan provocar nuestros enemigos o competidores.

                                                       Plutarco del NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.