“DERRIBO DE LAS UTOPÍAS PARA CONSEGUIR UNA FORMACIÓN VIAL SERIA Y SALUDABLE”


El éxito que podamos obtener está basado en la “imaginación“, sumado a la “ambición” y la “voluntad” o ganas de trabajar. Todos podemos mostrar la mejor versión de nosotros mismos. Ser muy felices como resultado de nuestros actos y actividades, sentimientos y, a la  vez, de los pensamientos que también son importantes. Así como digerir o comer con placer y gusto el mundo de las autoescuelas, si tenemos  ganas de comerlo, el mundo laboral y el de las relaciones humanas y sinceras con nuestros compañeros y, con nosotros mismos. Pero despacio, sin atragantarnos, saboreando y degustando con placer la comida laboral que tengamos entre manos. Siempre  sacando brillo a lo que somos y replanteando metas u objetivos imposibles, el fin es derribar las utopías y conseguir una Formación- Educación Vial seria que sea”necesaria” y “bien apreciada” y, suficientemente reconocida por la sociedad civil y las autoridades que nos gobiernen. Transitando en las pistas olímpicas donde la carrera de la vida puntúa y nos transporta a la órbita de la felicidad permanente, convirtiéndose en creciente  y a la vez contagiosa.

Busquemos o encontremos la forma de animarnos, cómo beneficiarnos más lejos de la creatividad y la innovación.; aprendamos a desbloquearnos , recordando lo más útil para nosotros y la profesión y, a afrontar nuevos retos. Siempre con estrategias “lógicas ” y “racionales” que nos salven como un puente que nos permita cruzar un río caudaloso: ¿Cómo esquivar los momentos difíciles y la soledad? ¿Cómo saber distinguir y diferenciar a los mejores amigos? ¿Cómo aprender a ganar con humildad y saber perder con honorabilidad y sin acritud? ¿Cómo saber llenar nuestra vida  de ilusión y buenas acciones?  y ¿Cómo medir, cuantificar o sopesar  bien lo mejor que tenemos de todos?

El ser humano dicen que es producto de la perfección y de la genialidad de nuestros padres en unos momentos de placer y amor intenso. Lo que nos parece o suponemos “fracaso” no es tal cosa,  su imperfección está en la mayoría de las veces perfectamente diseñada; todo está bien, todo es utilizable o sirve, aunque todo no sea perfecto y bueno. Normalmente, la gente buena logra tener buena suerte, en todo se aprende a ser cada día más “humana” y “humilde” en cada circunstancia de su vida; también en las más difíciles, que nunca deberán  ser las peores. Es una cuestión de realismo y de necesidad. Todos tenemos la oportunidad o la posibilidad verdadera o real de mejorar nuestras vidas, nuestras compañías o relaciones, nuestros talentos y resultados. Lograr la meta que cada uno se propone o marca  es una cuestión de acierto en la amalgama  o unión de la “teoría” con la “práctica“.

El otro día washapeando con mi amigo y compañero “lebrijano“( el filósofo), que es de los que toman vacaciones y disfrutan de la vida en compañía de su familia; me decía muy acertadamente que: TRABAJAR CON EXCESO IMPIDE VIVIR. Palabras sabias para tener en cuenta y consideración.

                                                            BREOGÁN del NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.