PROBLEMAS, SOLUCIONES A SEGUIR Y ACTITUDES EN LAS AUTOESCUELAS


La gente con una profesión definida como es la formación vial, sabe que cualquier problema es una ocasión para crecer o medrar y encontrarse con nuevos retos o desafíos. Solucionar los problemas es generar una elevación de nuestra autoestima y nos sentiremos aceptados por nosotros mismos, cuestión que podemos calificar de “relevante“. Los problemas son oportunidades de las que tenemos que sacar provecho.

Para muchos, en estos momentos difíciles de las Autoescuelas, un problema es un gran problema, para otros, los más sensatos  una nueva meta a superar o alcanzar. Las soluciones, la mayoría de las veces, son la causa principal de los problemas. Los problemas retan y desafían a nuestras mentes y se harán difíciles de resolver en la mayoría de las veces y, aún más con una Administración vacía, indecisa e indefinida  y con unos funcionarios, muchos de ellos, en continuos e incesantes estados reivindicativos perturbando los servicios obligatorios que se deben dar a los ciudadanos, que en estas circunstancias van a ser los perjudicados  de la película. Lo que nos dará éxito, a pesar de todo, es que a base de mucho trabajo y resignación tendremos oportunidades  para resolver todo eficazmente. Nuestra actitud deberá resolver todos nuestros problemas, la de los dirigentes de  AXESTRA, que son muy inteligentes, ILUSTRADOS y considerados la joderán siempre, al estar continuamente subidos al púlpito de la verdad infalible, suprema e infinita.

La “actitud” es la forma como reaccionamos ante todas estas vicisitudes que nos asaltan sin ninguna razón y consideración y, que están en el día a día de las autoescuelas. Todos tenemos “actitud” porque continuamente vivimos reaccionando ante  los estímulos que se nos presentan y los múltiples problemas  de este sector que se ha vuelto complicado por las acciones desconsideradas e irreflexivas de mucha gente.

Algún gran empresario dijo: <<Yo pagaría más por una actitud y capacidad de llevarse bien con los demás  que por cualquier otra habilidad que se pueda tener>>. También dijo: <<La vida de alguien es un 10% de las cosas que le pasan y un 90% de cómo reacciona a lo que pasa>>.

Todos observarán nuestra “actitud” ante los problemas, porque eso es lo que mostramos en todo momento, que puede ser positiva o negativa según las circunstancias y la situación de los problemas generados. La actitud la llevamos puesta y bien afirmada o pegada a nuestro cuerpo y alma. ¡¡Cuidemos nuestra actitud, de nosotros dependerá la solución de los problemas!!

Nuestra actitud, es nuestra manera de responder  y reaccionar, va con nosotros a todas partes. Cuando nos acercamos a la gente, ellos percibirán nuestra actitud. Esta es lo que nos llevará a lo largo de la vida a tener bendiciones en nuestras tareas cotidianas o sumergirnos en la perdición con actuaciones nefastas. Si esa actitud es mala  o de maldición, la gente no se nos acercará  porque desprenderemos un olor fétido y desagradable y allá donde vayamos cosecharemos fracasos. Si no creemos ni tenemos actitud de aprender o fijarnos, estamos ante una muerte anunciada. Solamente si tenemos una actitud de ayuda y servicio al prójimo, el éxito nos perseguirá y llegará alcanzarnos.

                                                                 Vriato de NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.