LA HUMILDAD COMO BASE DE FORMACIÓN DE LOS NUEVOS CONDUCTORES

Existe un atributo,cualidad o peculiaridad que nos hace pensar que se ha pasado de moda y tiene que ver mucho con los problemas mentales; me refiero a la “humildad“. Estamos convencidos y debemos creer que es una virtud básica, pero, para que sea efectiva y nos transmita calma y sosiego en cualquier instante, tiene que ser una “humildad profunda” y dentro de un completo convencimiento. ¡¡Aquí no vale navegar entre aguas ni las medias tintas!!

Nos referimos a la humildad propia de las personas que no quieren sobresalir sobre las demás, sino ser ellas mismas y uno más dentro del conjunto. Muchas veces, cuando estamos enloquecidos, nos entra la idea de que tenemos que destacar o convertirnos en líderes . De lo contrario somos unos “fracasados“como dice mi compañero el filósofo de Lebrija. Pero nada más lejos de la realidad. Para ser dichosos o venturosos, lo principal o esencial es la capacidad de pasarlo bien, de apreciar y valorar las pequeñas cosas que surgen en cualquier momento de nuestra vida.

En el ámbito de las autoescuelas esto se traduce en tener buenos compañeros que se transformen en amigos y sean afables y cariñosos, algo que nada tiene que ver con los logros u objetivos conseguidos. en temas profesionales.

Cuando recuperamos la salud mental o las situaciones “desviadas” de la vida ya no nos interesa destacar o sobresalir sobre nadie y menos ser más que nadie. Estamos en la situación de obtener éxitos, pero quedarán en meras anécdotas. Los aplausos de los “palmeros“,”bufones” y “aduladores” habrán perdido toda relevancia.

Los euros o los méritos no son más que resultados de vivir placenteramente, disfrute y amor. Pero, si queremos ser vigorosos, fuerte y felices nuestras relaciones tienen que ir cimentadas y fortalecidas en la “humildad” más profunda, eludiendo el ridículo de necesitar de brillar para cegar a nuestros competidores envidiosos.

Pensemos en un profesor de formación vial inseguro de su capacidad para dar sus clases, que se ponga nervioso en el momento del ejercicio de sus tareas ante sus alumnos y, además aprecie en éstos muestras de aburrimiento ante sus disertaciones, se dirá así mismo y creerá que está ante un fracaso inminente. Verá que su trabajo será más un infierno que un paraíso para otros de sus compañeros. Esto se convertirá en un ejercicio conductual: porque si sintiese de verdad que eso no es importante, se convertiría en el mejor profesor de formación vial : <una persona racionalmente madura que pretende enseñar con humanidad y humildad lo poco que ha aprendido y sabe>. Con sencillez y cariño, sin aires de grandeza o estrella del universo, poniendo el amor por encima de lo demás, seguramente que sus alumnos lo adorarán o idolatrarán.

                                                     Bienvenido del NW

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: