Permiso por Puntos: apuntes en Alemania, Reino Unido y Australia


En Alemania país europeo que aplica la doctrina  del castigo a los conductores con el sistema de puntos, en un folleto informativo del Registro Central  de Infractores de Fensburg, recoge de forma ortodoxa dicho pensamiento expresado de la forma siguiente: <<El propósito del sistema de puntos como propósito graduado de sanciones es ofrecer y prever ayuda a los ofensores del tránsito. En seminarios constructivos y entrevistas con psicólogos de tránsito, las actitudes culpables en el tránsito pueden ser reconocidas  y reducidas. La concurrencia voluntaria a los seminarios o al consejo del psicólogo se premian con una rebaja  de puntos de demérito, pero solo una vez cada cinco años por persona>>.

Este enfoque implica aceptar tres cosas: A) que las “actitudes transgresoras” responden a perturbaciones psicológicas o a fallas importantes en el proceso de formación inicial del conductor. B) Que el sistema debe  contener, necesariamente,herramientas de educación, terapéutica y rehabilitación, que hagan posible modificar sosteniblemente las conductas anómalas de los transgresores C) Que una vez que hayan sido reeducados o curados, la reinserción en el tránsito siempre debe ser posible

Tales teorías o postulados pueden ser discutibles, por lo menos para algunas corrientes científicas, no obstante lo cual  están implícitamente presentes en todas las legislaciones vigentes, hasta el punto que en ocasiones se expresan en forma manifiesta. En la Exposición de Motivos de la Ley de Seguridad Vial en España donde se alude a: <<Su sentido eminentemente reeducador (….), , a configurar el cauce adecuado para modificar comportamientos (….), con un claro objetivo de sensibilización y llamada continuada sobre las gravísimas  consecuencias que, para la seguridad vial y para la vida de las personas, tienen los comportamientos reincidentes  de inobservancia a las normas>>.

Más difundida es la postura favorable al “demerit point system“.concebido como elemento de disuasión altamente eficaz. En este sentido todas las tendencias teóricas  y las legislaciones positivas coinciden de alguna forma porque la eventualidad de la privación del permiso de conducir ejerce una fuerte presión psicológica que, al momento de elegir entre lo incorrecto y lo correcto, determinará  inclinarse hacia este lado. Por otra parte, se agrega,que los conductores que se comportan ilícitamente a pesar de saber la gravosa  consecuencias que sufrirán, son realmente personas antisociales o patológicas,ya que no responden, ni siquiera, ante un freno psicológico tan poderoso lo que justii¡ica su eliminación.

El Highway  Code del Reino Unido  se arrima expresamente al criterio disuasivo expresando:<<El sistema de penalización por puntos está concebido para disuadir a los conductores de incurrir en prácticas de conducción in seguras (…) La acumulación de puntos de penalización es una aviso de que si cometen más transgresiones arriesgan la decalificación>>. De la misma forma el NMRA de Australia (2002) le reconoce la misma función:<<Desalentar la conducta de conducción insegura e irresponsable de los ofensores reiterativos por una acumulación de puntos de demérito que les recuerda  constantemente que su permiso de conducir puede ser suspendido>>.

                                                Giuseppe Enmanuelle

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.