EL CAMBIO O REVOLUCIÓN EN LAS AUTOESCUELAS……

La revolución industrial  transformó completamente el sistema de trabajo y fabricación artesanal por el maquinismo, lo que ocasionó cantidad de pérdidas de puestos de trabajo y la consiguiente revolución en la clase obrera por los trastornos sociales, culturales y económicos que el nuevo sistema trajo para ellos y la sociedad en general.

La nueva era digital, considerada como una novedosa revolución en la forma de trabajar está transformado el modelo de autoescuela tradicional y la sitúa en el centro del tablero ante los alumnos que desean aprender a conducir, que ya no buscan solamente obtener el permiso de conducir en sí mismo, sino la experiencia que esta formación ofrece que debe ser útil, innovadora y segura. La supervivencia de las autoescuelas ya no está solo ligada a un servicio que pueda ofrecer o a su eficiencia; ni siquiera a su cuenta de pérdidas y ganancias.

En la última década la tecnología digital ha irrumpido con fuerza en todos los sectores, acortando el ciclo de vida de las autoescuelas y poniendo en cuestión  los modelos de negocio de estas empresas existentes hasta el momento. Como resultado, la capacidad de adaptación se ha convertido en un factor determinante para el éxito de un proyecto y la transformación o revolución es una constante  de la que no se salva ni salvará ninguna autoescuela. Esta fue una de las premisas  sobre competitividad  en la nueva era digital: decir adiós a los negocios autoescuelas heredados.  Triste, pero es la realidad….

El denominador común para todas estas autoescuelas de diferente naturaleza: la necesidad de aprovechar los recursos digitales para transformar su modelo de negocio y hacer frente a lo nuevos competidores. Pero, ¿están las autoescuelas preparadas para esta revolución tecnológica?. Debemos establecer una diferencia: A)”Están las autoescuelas que tiene un legado, que nacieron en el mundo físico, en las que la innovación tiene una velocidad menor porque  tienen que adaptar el legado recibido a las nuevas tecnologías“, y por otro lado, B) las que “tienen un concepto tecnológico y encuentran las vías, como plataformas, que posibilitan el cambio”. El nuevo modelo de negocio se está “desintermediando“, y están desapareciendo las barreras entre las autoescuelas  y alumno, un modelo  en el que “a veces hay que autodestruirse  para reinventarse“( palabras del presidente de la CNAE)

En el sector de las autoescuelas, las “Chiringuito“, son lass grandes competidoras , nos sacan de la zona de confort porque partien de cero, pero tinen una flexibilidad económica  que les permite un gran crecimiento. Mientras que antes se valoraba el producto en sí mismo, ahora lo más importante es la experiencia, y ya no se ofrece un producto de posesión, sino un servicio. Este cambio en relación con los alumnos es una de las consecuencias directas de la era digital. Antes se desplazaba al alumno a donde estaba la autoescuela y ahora tenemos que desplazarnos nosotros a donde está el alumno, algo que se puede considerar como un cambio revolucionario, porque él decide dónde, cuándo, cómo, y lo hace en segundos mediante su ordenador u otros medios.  Necesitan inmediatez  en la información y realizar un bajo esfuerzo a la hora de relacionarse  con las autoescuelas, añadiendo el valor emocional a la hora de establecer  estos lazos o redes, debemos ser fáciles , eficientes  y hacerlo “exciting“, emocionalmente interesante. Si no conseguimos emocionar, no será suficiente, en mi humilde opinión creo que debe ser así Sr. Báez…

Debemos subrayar el papel activo que llevan a cabo los alumnos, convirtiéndose en promotores o detractores  de tu autoescuela con una repercusión inimaginable.El ciclo de innovación ha cambiado muchísimo y se trata de un fenómeno muy poco  predecible. Aunque  es difícil adivinar cuál será el futuro del sector de las autoescuelas, podemos defender  que la “diferenciación” está en hacer un uso excelente de tecnología y estar abierto y preparado para ese cambio disruptivo que no se puede plantear.

Así debemos defender que los nuevos competidores deben ser vistos, no únicamente como una amenaza, sino como una fuente de inspiración. La mejor forma es poner, al borde del sector, semillas, en forma de pequeñas oportunidades , a ver si pueden germinar  como otra oportunidad  de negocio autoescuela. Lo importante es buscar el equilibrio entre abrir el abanico de posibilidades de trabajo y apostar por ciertas cosas o tareas que nos convengan. El reto es cómo concretar y poner el punto de mira en estas apuestas. La innovación se traduce  en dos tipos de cambios dentro de una autoescuela; hacia dentro y hacia fuera. Es necesario ver cómo el cambio puede integrarse en nuestro proceso productivo, ahí está el valor secreto de esta cuestión.

Para cambiar la cultura de la autoescuela, las grandes apuestas tienen que ser la concesión de cierta libertad a la hora de innovar y potenciar el talento dentro de la autoescuela. La resistencia interna que pueda surgir al cambio; se solventa, a través de cuatro pasos: “Animar, capacitar, persuadir y emocionar“.. Permitir la innovación y promoverla, para impulsar a la gente que tiene una visión  más allá y que está dentro de la propia casa.

                                                        Bello y Apuesto del NW

 

 

.

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: