¡¡ POR UNA FORMACIÓN VIAL PRESENCIAL!! ¡¡YA!!

En estos momentos de continua innovación y creatividad, tenemos radares fijos y móviles, se hacen periódicamente controles de alcoholemia y drogas  con aparatos de alta tecnología (etilómetros de muestreo y evidenciales), cámaras que detectan el uso del cinturón de seguridad y la utilización del teléfono móvil, señales de información variable y otros medios de detectar a los infractores no cumplidores con la normativa legal y las señales. A la vez, tenemos los Cursos de Sensibilización y Reeducación Vial (Permiso por Puntos), somos los terceros en el mundo en vías de alta capacidad (con algo más de 15.000 km). Nuestras vías interurbanas  están controladas y vigiladas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, con 9.000 miembros. Aparte Policía Vasca y Mozos de Escuadra  . En los últimos años hemos invertido cientos de millones de euros en seguridad vial.

En el momento de la “formación/educación” de los conductores de automóviles, si tenemos en cuenta  que  el 80 y 90 % de los accidentes que se producen en nuestro país; el “factor humano” es el determinante o causante, llegamos a la conclusión, que solo queda invertir y modificar la formación/educación de los conductores; de eso tenemos conocimientos y sabemos bastante por experiencia las Escuelas Particulares de Conductores (9.000 aproximadamente), con Directores, Profesores de Formación Vial, con muchas y buenas aulas  equipadas con sistemas de enseñanza  de última generación y con ganas de ser necesarios y útiles a esta sociedad cada día más exigente en erradicar las muertes ocasionadas por el tránsito. Pero, curiosamente, nuestras aulas están vacías, y la causa de ello, es porque los alumnos que acuden a las autoescuelas  saben que para superar la prueba teórica para sacar u obtener el permiso de conducir solo es necesario “memorizar” unos test de determinadas editoriales o  los publicados por la DGT, muchos test, y de eso existe mucho en la red, por lo que no son necesarias las autoescuelas ni las aulas y menos los profesores. Se puede hacer un análisis detenido de los “cursos rápidos de fin de semana” denominados “cursos express” especializados en el arte de “memorizar” preguntas.

Pero….¿Cómo y de qué forma se ha de “formar y educar” a un conductor responsable y seguro? ¿Cómo se define la Educación?: Como un proceso multidireccional mediante el cual se transmiten, valores, actitudes, conocimientos, y formas de actuar. Por tanto, EDUCACIÓN VIAL: Que son los comportamientos y actitudes , hacia la cultura de la seguridad vial y hacia unos valores  de sociedad, de convivencia y respeto en el entorno del tráfico y el uso de las vías públicas.

¿Cómo podríamos definir el concepto de Formación?: Como el nivel de conocimiento de alguien sobre un área determinada  (matemáticas, literatura, medicina, psicología, informática, idiomas, etc…) Por tanto, la “FORMACIÓN VIAL“: por el conocimiento de las normas y señales de tráfico, prevención de riesgos viales, primeros auxilios etc.., y destrezas y habilidades en el manejo y la conducción de los vehículos automóviles.

Desde el sector de las Escuelas Particulares de Conductores, entendemos que la formación puede ser tanto online  como “presencial“, ahora bien , cuando lo que se pretende  es educar, la forma “presencial” es la más necesaria, eficaz y adecuada, dado que existe mayor vínculo, sociedad, asertividad y empatía profesor/alumno, y, como resultado una mejor comunicación de conceptos y conocimientos para la prevención de los “riesgos viales” y prevenir las muertes en las vías públicas. A la vez, un mejor contacto humano evitando la memorización y el aislamiento del alumno.

MORALEJA: Se puede ser exquisitamente educado pero analfabeto y poseer una eminente formación académica y ser una mal educado

Podemos pensar en alto o proclamar algunas “razones” y “fundamentos” para implantar un ciclo formativo” y “presencial” para la obtención del permiso de conducción:

  1. Si para recuperar un permiso de conducción, una vez perdidos la “totalidad de los puntos“, se necesita  realizar y superar  con aprovechamiento un curso de “recuperación total” y, superar un examen, como se entiende que para o”obtener” el mismo permiso ni siquiera sea necesario realizar, al menos, ese mismo curso y solo nos conformemos con validar la “memorización” de unas preguntas ya publicadas.
  2. Si tenemos en cuenta que uno de los objetivos de los “cursos” que se recogen en la Orden INT/2596/2005, de 28 de Julio es: REEDUCAR los comportamientos y  actitudes  de los participantes  hacia la cultura  de la seguridad vial y hacia unos valores de convivencia y respeto  en el entorno del tráfico.

Cómo le llamamos “reeducación” , cuando previamente al conductor no se le ha educado  en esas mismas actitudes, comportamientos y valores.

MORALEJA: “Educar” para “Prevenir”, “Reeducar” para “Rescatar”.

                                                    Esteban Caldevilla López

Profesor de Formación Vial

 

 

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: