ADMINISTRAR MAL UNA AUTOESCUELA SIGNIFICA AGREDIRNOS A NOSOTROS MISMOS

“Administrar” es un concepto clave , ya que muchos de los problemas que tenemos todos los días en las autoescuelas : estrés, agotamiento, dificultades económicas y en nuestras tareas  se deben a una mala administración de nuestro tiempo, de el esfuerzo realizado y de nuestras relaciones.

Es necesario que seamos excelentes organizadores y administradores de nuestros trabajos, empresas,  tareas y proyectos. Siempre con prioridades, debemos centrarnos en nuestros objetivos, detallando y organizando un plan de acción con metas específicas, y administrarlos con sabiduría e inteligencia.

Somos los únicos administradores de nuestras vidas, de nuestros sueños, deseos y proyectos profesionales. El rendimiento y el “cambio” deben ser las preferencias  en la administración de nuestras finalidades o preferencias: Eliminemos las rutinas, los malos hábitos en precios y estructuras en nuestras autoescuelas obsoletas que ya no sirven para tomar buenas decisiones y obtener excelentes resultados. Respetemos la Biblia sabia e infinita creada por mi compañero el meiriño de Villagarcía, que dice le da buenos resultados, efectos u éxitos.

Debemos crecer   antes que llegar al éxito o alcanzar los retos programados. Cuando nosotros crecemos como personas, es debido a que hemos  crecido más que los resultados.

Cuando crecen los resultados  y nosotros no, cuando no crecemos como personas, seguramente aparecerán los problemas. Debemos estar dispuestos a medrar porque lo más importante  es saber administrar sabiamente  nuestras autoescuelas y nuestra valía ante la sociedad y la vida. Revisar  y saber evaluar principios que ya venías utilizando es un requisito fundamental para lograr una administración inteligente y correcta  que n os lleve a resultados exitosos.

La gente que crece menos que sus resultados, que es abundante en nuestro sector lleno de “cerebros inteligentes” termina aplastada y destruida por ellos. Cuando los sueños se desarrollan más que las personas , pueden finiquitarlas o aniquilarlas; si los resultados aumentan a mayor velocidad  que nuestros proyectos, seguramente no vamos a generar una empresa autoescuela próspera, más bien dolores de cabeza; pero si crecemos más que los hechos y las circunstancias , entonces tendremos todo lo apetecido o deseado. La victoria la obtendremos y nos la dará no la grandeza exterior, sino la grandeza interna,porque cuando somos grandes por dentro estamos preparados para movernos bien.  

Debemos de invertir en nosotros, expandir nuestras mentes y convertirlas en sanas, ampliar y renovar nuestros  conocimientos, para cuando nuestros sueños se cumplan  no nos aplasten; para que cuando hayamos prosperado y progresado. los beneficios obtenidos nos lleven a la locura y al despilfarro; para que cuando las puertas del éxito se abran, no nos llenemos de soberbia, que es lo que ocurre en la mayoría de las veces.

Las decisiones deben  tomarse por “convicciones“. Debemos decidir  por condición o situación, no por lo que sentimos o por lo que nos gusta, más bien conducidos por la verdad y la experiencia. Si nos mantenemos firmes en medios de estas pruebas,y decidimos ser guiados por la verdad porque es nuestra convicción, alcanzaremos el éxito de tener una profesión próspera y estable. A la gente que sabe lo que cree le resulta más fácil tomar una decisión. Por eso, en el momento de tomar una decisión, debemos informarnos, instruirnos, analizar e investigar. No decidamos por emociones o impulsos. Empleemos o usemos todas nuestras capacidades y siempre tomando como norte la Verdad.

No nos movamos ni por el alma  ni por los sentimientos, ya sean buenos o no, sino por convicción, por conocimiento de causa. Nuestras ideas deben ser posibles, saludables y susceptibles de mejoras continuas.

Nuestra profesión necesita una “revolución”, cambiar esta anarquía de enseñanza mercantilista que nos lleva a la destrucción, por una enseñanza presencial, programada y necesaria ejecutada mediante ciclos de enseñanza, necesarios para esta sociedad cada día más inteligente y exigente., que sepa discernir la mala  enseñanza de la buena por la calidad y profesionalidad de los formadores y una buena vigilancia o control para erradicar a los mercantilistas depredadores que enturbian y ensucian esta sana y loable profesión. Para ello, la DGT, debe ser activa, sabia y no mirar para otro lado como es costumbre.

NUESTRO FUTURO DEPENDERÁ DE LAS DECISIONES QUE TOMEMOS HOY. MAÑANA YA PUEDE SER TARDE.

                                                       JMLM del NW

 

 

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: