LA PERSEVERANCIA, PERSISTENCIA Y FIRMEZA DEBERÁN SER LAS CUALIDADES DE UN BUEN PROFESIONAL DE LA FORMACIÓN VIAL

Para poder conseguir objetivos o metas en nuestra profesión de formadores viales es necesario aprender a aceptar los rebotes o rechazos. Es parte fundamental y normal en nuestra vida cotidiana. Los profesionales que no acepten a ser rechazados nunca lograrán conseguir nada.

¿Cuál es el principal miedo en el momento de “vender la enseñanza de la conducción y las virtudes de una autoescuela? Sin duda, el no ser consideradas o el miedo al  rechazo.¿Cuál es el principal miedo que se manifiesta a la hora de necesitar ayuda? El miedo a no ser apreciadas o rechazo de sus tareas formativas/educativas en bien de mejorar la salud pública y conseguir “actitudes positivas” en la circulación de los nuevos conductores. Existe tanto miedo, por exceso de soberbia y falta de humildad de estos profesionales que solo tienen en su haber un simple certificado de la Administración de limitados conocimientos, porque se identifica un “no”,con el “no gusto“,”no soy bueno“, no soy “competente“…ecétera. .Observemos la cantidad de ofertas estrafalarias y mezquinas de ventas de enseñanzas de permisos de conducir que surgen cada día en los medios sociales de divulgación, ya no digamos las últimas de Barcelona que superan la inteligencia emocional y el ingenio divino por ser tan innovadoras en maldades y las más regresivas en educación, que llegan a superar la teoría de la relatividad de Albert Einstein, que una vez dijo: <<Hay una fuerza motriz más potente que el vapor, la electricidad y la energía: “la voluntad“>> . Debemos saber  que un “no”, no es nada personal, no tiene que ver con nosotros, solamente que nuestros compañeros pueden tener otras prioridades creativas o no tener tiempo para comprender y atender nuestras razones.enfocadas a practicar un buen “aprendizaje” de la conducción. Siempre habrá ocasiones en que te digan “no” con argumentos puramente comerciales y muy alejados de esta profesión que debería  ser muy necesaria para una sociedad que se pueda decir “sana“y con ganas de disminuir las muertes por los siniestros en el tránsito. No le demos más vueltas, llamemos a otras puertas donde impere la sensatez, estos extravagantes ofertadores u operadores suelen ser sordos y poco receptivos a la razón y el buen camino. Es bueno acostumbrarse  a que nos obsequien con calabazas, porque, después que cada vez que ocurre, la siguiente duele menos y nos hace menos sensibles , y luego llega un instante en que ya no nos afecte y entremos en esa rutina o corriente de llegar a gran velocidad hacia abismo que ya nos acecha, el factor tóxico está entrando en nuesras mentes muchas de ellas ya contaminadas por el efecto “simpatía”.

Todo esto nos obliga  a cambiar de rumbo en nuestras actitudes, ser más perseverantes en nuestras creencias y acciones. Se llega así a un nivel superior en el que vamos a “disparar” nuestros argumentos para conseguir el bien común muchas veces, con lo cual aumentan las probabilidades  de conseguir un “Sí racional y renovador“; cuantos más disparos hagamos con nuestras teorías de “cambio” en esta formación/educación, tendremos más posibilidades  de dar en el blanco del sentido común.  Además, ¿ Cuál es el riesgo que te digan que no y no los convenzas? ¿Quedarnos como estábamos o peor?. Entonces no es ningún riesgo, ya que todos embarcaremos en la misma nave con rumbo desconocido y hacia la mierda infinita.

La “persistencia”, “perseverancia” y “firmeza” son probablemente  las cualidades  más comunes  que quienes alcanzan grandes éxitos. Todos aquellos profesionales formadores/educadores que han logrado o conseguido algo importante, se han encontrado en su trayectoria hacia sus metas, con obstáculos desmoralizantes y desalentadores  que les invitaban a tirar la toalla y abandonar. Gente que, cuando todo animaba al fracaso, no perdieron ni pierden la esperanza y continuaron en la brecha, haciendo suyas las palabras de  Robert Frost: : .<<La “perseverancia” no es otra cosa  que un compromiso firme que hacemos con nuestros objetivos y con nosotros mismos>>

Siempre que nos dispongamos a mejorar nuestras capacidades, cambiar nuestr0s comportamientos o mejorar nuestra profesión o propia vida, comencemos por etapas o incrementos pequeños. Querer hacer demasiado en poco tiempo solo conseguirá desanimarnos. Es necesario evitar experiencias negativas, si nos exigimos demasiado el primer día, fracasaremos y nos frustaremos y nos abocará al abandono de hacer  cambio. Si nos marcamos metas pequeñas  y las cumplimos, nos sentiremos bien con nosotros mismos, nos olvidaremos de las envidias de los demás y nos animará a seguir adelante.. El amanecer solo llega pasada la noche.

La mayor parte  de las dificultades por las que atraviesa esta digna profesión se deben  a que los “ignorantesestán completamente seguros y los “inteligentessaturados de dudas. lo que corrobora que nunca se puede morir por las creencia que uno tenga, porque podría estar equivocado.

                                                        JMLM del NW

 

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: