DESPUÉS DE UNAS ELECCIONES….PAZ Y TRANQUILIDAD CON LA MANO TENDIDA

No hace mucho tiempo, hace unos días, se han celebrado unas elecciones para Presidente de una Asociación de Autoescuelas, la contienda fue sin cuartel y anormal por determinadas actuaciones de un candidato, ya que estos acontecimientos deben realizarse con pulcritud y escapando de las felonías o tratando de utilizar como medio de persuasión y ganar votos o el crédito de tus compañeros con el sistema de  desprestigiar, embadurnar y decir falsedades sobre el oponente, cuando lo que verdaderamente importante que debe hacer para conseguir el voto, es exponer proyectos y acciones a las que  va  acometer  para mejorar las situaciones de locura existentes e ir por el camino de conseguir el bien común para que el pueblo sabio y soberano…a veces ignorante, decida darle su confianza para que cumpla sus buenas palabras y las convierta en realidades.

Para ello el camino más importante en una campaña de este tipo es negociar con sabiduría  y en paz, para tratar de ganar la voluntad de tus compañeros de forma honesta que solo desean prosperar en sus negocios y dejarse  en estos tiempos de veleidades y cuentos de chinos.

Dentro de cada uno de nosotros está en estado potencial la capacidad de negociar de forma sensata y amistosa. Saber hacerlo es un requisito indispensable para poder crecer  y lograr  todo aquello  que deseamos o nos hemos propuesto.

No solo negociamos cuando discutimos un precio o cuando intercambiamos opiniones  con nuestros compañeros para llegar a un acuerdo. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos , vivimos siempre negociando y buscando llegar a tiempos mejores.

Pero,  antes de del comienzo de una negociación, es muy importante  aprender a negociar con uno mismo ¿Qué es lo que pretendo? ¿Es lícito o merezco lo que voy a tratar de obtener? Porque si no negocio bien conmigo mismo, ¿Estoy capacitado para ser lo que pretendo? ¿Cómo voy a negociar con mi oponente? Si yo no estoy en la creencia  que merezco ser un buen candidato ¿Cómo voy a pedir la confianza de mis compañeros?

Primero nos debe urgir el saber qué es lo que queremos y podemos ofrecer, y hasta dónde queremos llegar con nuestras acciones. Antes debo pedirme permiso a mi mismo y negociar  conmigo mismo y decir : ¡Sí! merezco recoger la confianza de todos y deseo ser presidente. Nunca desprestigiar al contrario con bajezas y malas formas. A partir de ahí  puedo pedir el voto y salir a negociar con sabiduría y humildad con la intención de saber donde debo de ceder  y en qué no puedo hacer concesiones.

Negociar no es engañar, no es mentir sobre el otro candidato, tampoco ser soberbio y hacer ostentación de poder; negociar y convencer  es aprender a usar con sabiduría las dotes que tienes y que puedes utilizar al servicio de todos, así como los recursos y la inteligencia que tenemos. Siempre no llega el mejor, sino el que mejor negocia.

Jamás negociemos o vayamos a una campaña con miedo, pero jamás tengamos miedo en negociar. Negociar no es hacer trampas , sino usar nuestra capacidad con sabiduría.

                                                                  JMLM del NW

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: