“La adversidad, el éxito y el líder en las autoescuelas. El aula emocional como herramienta

Muchas veces creemos que nacemos con las alas cortadas , pero aprendemos a volar por esta vida llena de misterios y curiosidades. Nunca nos aprovechamos de nuestras circunstancias , de lo que nos hace diferentes, salvo para crecernos ante la adversidad, los malos momentos y hacernos fuertes. En nuestra vida debemos evadir el drama, hay que caminar hacia la verdadera responsabilidad , felicidad y la consiguiente fortaleza del cuerpo y del alma. La adversidad solo existe  para enseñarnos la práctica de vencerla.y nosotros debemos ser el ejemplo. Que estemos preparados y convencidos de lo que se va a hacer es importante, tener paciencia  y saber esperar  lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida, depende, sobre todo, de nosotros como profesionales y pretendientes a ser buenos formadores/educadores.

¿En qué forma o medida nuestro éxito personal o profesional depende de nosotros? ¿No somos nosotros los que no ponemos todo de nuestra parte, e invertimos la energía y el tiempo en localizar excusas irracionales que nos limitan en nuestras acciones? ¿Son los demás, los envidiosos, los que nos boicotean, los que nos estresan y que impiden que alcancemos nuestras metas o sueños?

En las autoescuelas, existe la creencia que con los límites, los pretextos, la pereza, la poca cultura y la pretensión de : << soy el más listo, lo sé  y lo merezco todo invirtiendo el mínimo esfuerzo>>, impiden que muchos profesionales de la enseñanza de la conducción alcancen sus sueños y, con ello, su felicidad. Estos pasan gran parte del día soñando con lo que anhelan, comentando que: pretendo esto y lo otro, pero apenas se esfuerzan, ni luchan por lo que desean, toda la energía se les va por la lengua con críticas desatinadas y sin fundamento, son los líderes de los corrillos de examen y el palillo en la boca, que nada les importa pero sí, sembrar el desconcierto, el desánimo y el mal. Son inconfundibles.

Debemos trabajar desde el interior para que podamos conseguir nuestros objetivos o propósitos. Pero, ¿Qué tenemos en nuestro interior? Algunos que conocemos nada, más bien ambiciones y paja. Pero, en verdad, hay más de lo que imaginamos: capacidad de enseñanza y aprendizaje, posibilidad y esperanza de llegar a un “cambio”, actitudes, valores, comportamientos, fuerza de voluntad, ganas de hacer, talento, pasiones y emociones; en definitiva, un potencial cognitivo que podemos poner en práctica  para sentirnos mejor, experiencias positivas que nos ayudarán a que nos sintamos seguros y confiados en nuestros quehaceres cotidianos y a que observemos en nosotros posibilidades  de medrar y avanzar, en vez de ser personas limitadas y cohibidas. Es cierto también,  que dentro de nosotros hay miedos que nos impiden avanzar, críticas que nos impiden progresar, recuerdos de fracasos por impericias u otras condiciones,  vulnerabilidad en situaciones adversas, etiquetas que nos cuelgan y juicios de valor que nos impiden ir al progreso. Todo forma parte de nuestro bagaje personal, que tenemos que aprender a lidiar, analizarlo  y vencerlo para que, en lugar de restar, nos ayudemos a nosotros mismos  a seguir sumando.

Dentro de nos días, se va a celebrar en la CNAE un curso de AULA EMOCIONAL, donde se darán materias excelentes para conseguir buenos Profesores de Formación Vial comunicadores, herramientas fundamentales para la enseñanza en el aula. El líder resonante solo crea más. Sin duda el poder de la inteligencia emocional es infinito.

Los grandes líderes son personas movilizadoras, que despiertan nuestro entusiasmo y alientan lo mejor  que hay en nosotros. El liderazgo democrático se asienta en tres competencias fundamentales de la inteligencia emocional : A) El trabajo en equipo B) la gestión de los conflictos C) La influencia. Las personas que saben comunicarse también saben escuchar y que esta virtud constituye la fortaleza clave y fundamental del líder participativo.

La empatía también desempeña un papel muy importante en el liderazgo democrático que debe desempeñar el profesor, sobre todo cunado el grupo de alumnos es muy heterogéneo como ocurre en las autoescuelas y recíprocamente, en su ausencia, el líder/profesor es más proclive a cometer errores.

                                                            JMLM del NW

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: