El Profesor de Formación Vial como Líder del Aprendizaje de la Conducción

Si observamos minuciosamente el funcionamiento del grupo o conjunto de alumnos en el Aula, pone de manifiesto el papel fundamental que desempeña el Profesor como líder en el clima emocional colectivo. De esta forma , hay que remarcar  que los profesores líderes  suelen hablar más  y que sus palabras  son escuchadas con más atención. También suelen ser los primeros en exponer un determinado tema y los comentarios de los demás suelen referirse con más frecuencia a sus palabras  que lo que haya dicho cualquier alumno de la clase. Precisamente, esto es, lo que da tanta importancia a su punto de vista y lo convierte en el <<líder/gestor del significado>> del grupo o conjunto, a la vez  que proporciona patrones o normas para que los demás interpreten o reaccionen emocionalmente ante una determinada situación.

El “efecto” provocado por el profesor/líder en las emociones del grupo de alumnos va más allá de sus palabras porque la atención de los alumnos presentes en el aula va más dirigida a él, aunque se trate de una persona breve o seca en sus expresiones, que al resto de los alumnos presentes. Así, cuando algún alumno plantea alguna pregunta a todos los compañeros, los ojos de todos ellos se dirigen al profesor/líder  para observar cual es su reacción. Sucede que los alumnos suelen valorar muy positivamente la “respuesta emocional” del profesor/líder y en torno a ella  postulan o articulan la suya, esencialmente en el caso de situaciones ambiguas  en las que distintos alumnos reaccionan de forma diferente. Podríamos concluir en que el profesor/líder  es la persona que determina, de forma explícita o implícita, la norma emocional del grupo.

Los profesores/líderes censuran o aprueban , critican constructivamente o destructivamente y respaldan o hacen caso omiso de las necesidades de los demás. Son ellos los únicos que pueden formular las tareas de un grupo de alumnos de un modo que proporcione o despeje de significado a sus actividades. Sin duda alguna, el líder/profesor puede transmitir claridad y orientación y, además, alentar la flexibilidad, permitiendo así que todos sus alumnos den lo mejor de si para alcanzar el objetivo previsto de “aprender a conducir” y del modo en que lo hagan determina su impacto emocional.

El “liderazgo emocional” no siempre se encuentra en el “profesor/líder oficial” de la clase. Cuando por un motivo u otro, el lider/profesor , en este caso, carece de credibilidad, los alumnos buscan orientación emocional de las personas que más confían y las que más respetan, que puede ser un alumno estudioso y destacado “líder“.

Los profesores/líderes siempre han cumplido una función esencialmente emocional o capacidad de persuasión, que disipa la bruma de las emociones tóxicas y canaliza las de los alumnos  en cualquiera de sus niveles  una dirección positiva, que sigue siendo la principal tarea del líder en el ámbito de un aula moderna en cualquiera de sus niveles.

En resumen, el profesor/líder de unos alumnos de su clase, es la persona más capaz de influir en las emociones de los mismos. Cuando las emociones se orientan en una dirección y un sentido positivo como el entusiasmo, el funcionamiento de los alumnos  puede alcanzar cotas muy elevadas , mientras que por el contrario, se inclinan hacia el resentimiento o la ansiedad,  dirigirá al grupo a su desintegración y falta de armonía, lo cual pone de relieve  otro aspecto esencial del “liderazgo“. También se debe resaltar otra dimensión esencial del “liderazgo“, ya que, para bien o para mal, los alumnos se dirigen al profesor/líder en busca de contacto emocional, es decir, de “empatía“. Cuando los profesores/líderes encauzan las emociones  en una dirección y sentido positivo movilizan lo mejor de sus alumnos y provocan un efecto que los estudiosos llaman de resonancia. Cuando lo hacen en una dirección y sentido negativo, generan disonancia que socava los cimientos emocionales  en los que se asientan todos los posibles desarrollos.

Hay profesores que nos llenan, nos enriquecen y cuya compañía es revitalizante y edificante, y otros que nos producen el efecto contrario. En momentos difíciles, como ahora tenemos, cuando tienes un problema, es bueno recordar qué efecto producen en ti esos profesores  y en qué te pueden ayudar.

En estos días se comenta de un curso a celebrar en la CNAE, sobre el “Aula Emocional”  que tratará sobre estos temas tan interesantes para los profesores de formación vial, ya que es la innovación y la creatividad  las metas del futuro en esta profesión de la formación y educación.

                                                                  JMLM del NW

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: