El “omnipotetente”, la”ambición” y…la”envidia”

No soy el único, pero aun así me considero alguien, a pesar de que alguno o algunos prediquen falsedades y bulos sobre las personas, pero aun así puedo hacer todo lo que me da la gana y creo conveniente al servicio de mi profesión y mis compañeros.

Sin embargo, el “omnipotente” todo lo puede aunque no haga nada, todo lo quiere y envidia, no acepta el “no“, cuando lo más aconsejable es el “si” por razones obvias. Si bien querer progresar y avanzar en la vida , desear todo es una posición ambiciosa e infantil, pero que en la mayoría de las veces nos impide negociar, priorizar y escoger. Estas personas deberían recordar las palabras de Valeriu Butulescu: <<La omnipotencia ha hecho del león un animal de desierto>>

Nos preguntamos, ¿Por qué el “omnipotente” es una persona tóxica para si misma y los demás profesionales? La “omnipotencia” está basada  en la idea :<<Todo lo quiero, lo puedo lograr, la ambición y la envidia>> De esta forma, se siente frustrado una y otra vez, cuando reconoce  no poder hacer siempre su voluntad, ejercitar sus maldades y vive sin tener en cuenta la voluntad y derechos de los demás, a quienes solo considera como herramientas para conseguir sus objetivos ambiciosos. El “omnipotente“pretende parecer una persona activa y altamente motivada y lleno de iniciativas, pero en realidad, es un egoísta, envidioso y ambiciosos de poder y carece de la capacidad suficiente de relacionarse  con los demás , ya que solo mira para su propio ombligo y poco le importan sus compañeros.

La “ambición” es un deseo ardiente, intenso y vehemente de conseguir, especialmente poder, colgarse medallas y honores, riqueza y fama. De todos los animales de la creación, el hombre es el único que bebe sin tener sed.

La “envidia” es el sentimiento o estado mental en el que existe desdicha o dolor por no poseer uno mismo las cualidades o virtudes que tienen otros. Es el homenaje que hacen los “mediocres” al talento.  Podemos recomendar que: <<Nunca gritemos o hagamos alardes de nuestra felicidad en voz alta. La “envidia”tiene un sueño muy liviano…..>>

Algunas veces la “envidia” se maquilla  de”amabilidad“, se pone perfume embriagador y llena de cortesía y sale a la calle disfrazada de amabilidad hipócrita y “buena voluntad“. Sin duda, quien tiene luz propia incomoda al que está en la oscuridad….Normalmente el envidioso no sabe lo que quiere hasta que nos ve a nosotros trabajando y realizando cosas positivas para nuestra profesión. El “envidioso” inventa “rumores“, el “chismoso vasallo” los difunde y los idiotas se lo  creen, como ha ocurrido recientemente. No deberían envidiar la creatividad, la innovación y los buenos trabajos de sus activos y excelentes compañeros. Menos a sabiendas que la envidia engorda, y alguno está cerca ya de los cien kilos. Quien nunca a conseguido nada, siempre critica el éxito de los demás.

 Cuando un plato tiene dueño a todo el mundo le da hambre. Generalmente,los “mediocres“critican, pero no se atreven. Juzgan, pero no son capaces. Aspiran, pero envidian. Señalan porque son cobardes.. Son “inútiles” pero …existen. Jamás permitamos que la ignorancia, el odio, el resentimiento, la envidia, la negatividad  de ciertas personas detengan nuestros proyectos para la profesión y las ganas de ser unos buenos profesionales. La “envidia” es el sufrimiento y el pesar  de los que nunca alcanzarán  a ser nuestros verdaderos compañeros y amigos. Es como una pelota que a tí te pica y a mí me rebota.

¿Cómo sabemos si somos o estamos en el entorno de un “omnipotente“? Su gran problema es que no se conocen ni así mismos. Ni respetan ni consideran a los demás. En el fondo se sienten muy importantes, por eso alimentan la sensación e ilusión de ser ·”todopodeosos“,que tratarán de hacer creer a la gente aunque se trate algo ficticio y completamente irreal. No admiten que nadie lo puede todo, ni que todos podemos complementarnos. Olvidan que somos seres sociables  y nos necesitamos los unos a los otros para ayudarnos y solidarizarnos en conseguir metas comunes y que beneficien a nuestra profesión.

Venden lo que creen es su grandeza. Con su personalidad tóxica centrada en su propia persona o yoismo, pretenden vender seguridad en si mismos, decisión, ambición y fortaleza, virtudes que carecen. El tiempo será testigo de sus carencias. Hasta que aparece alguien que conoce y sabe más que él y ahí comienza el conflicto. Constantemente se autopromociona como un pavo real: <soy el mejor>; <lo conozco todo>; Yo tengo….>>. Pero las virtudes no se dicen ni se comentan, se ejercitan o actúan, se demuestran con la conducta. La imagen que trata de transmitir  como “omnipotente” solo dejará ver a la vista su lado narcisista. Es muy atrevido e ignorante y suele retar a los demás que trabajan por el prestigio y digndad de la profesión.

Su gran problema es que no sabe liderar. En general, es un mal líder , ya que por creer que él todo lo sabe, entiende  y lo puede, no valora a sus compañeros, por lo que no puede elaborar o construir buenos equipos de trabajo.

El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla (Tierno Galván). Cuestión a considerar por algunos. Muchas veces no nos damos cuenta  que cuando abusamos de ese poder  nos volvemos personas tóxicas  para las personas que todos los días conviven con nosotros e incluso. para nosotros mismos.

Una reacción del omnipotente consiste en cabrearnos  y luego adoptar el papel de víctima. ¿Por qué me lo dicen siempre a mí? ¿Me envidian?…¡¡Se burlan de mí!! ..y otras ñoñeces…

Los envidiosos son como las “ranas”, tienen grandes ojos para cotillear, larga lengua para “criticar” a todos, pero ignoran que viven en el fango como ellas.

Dijo un día Cicerón: <<De todos es errar; solo del necio es perseverar en el error>>.

Viriato del NW

 

 

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: