La importancia del saber comunicar o transmitir en las Autoescuelas

Todos reconocemos la necesidad e importancia de comunicarnos con el entorno y principalmente con nuestros alumnos; pero muchas veces no somos capaces de diferenciar la comunicación profesionalizada del envío de una serie de mensajes inconexos  de poco contenido, que no falicitan la recepción de los mismos.

El propósito del que realiza la comunicación es ejercer un determinado efecto en el receptor, que se corresponda con los cambios del comportamiento, actitudes, valores o ideas como respuesta a la misiva enviada. Esto va a depender de nuestras habilidades comunicativas.

En el ámbito laboral de las autoescuelas son esenciales tanto la comunicación verbal como la no verbal. La “comunicación verbal” aunque parece sencilla tiene sus complicaciones: dar instrucciones, recibirlas, informar; saber escuchar al otro (empatía), manejar el tono de voz y las preguntas y encauzar correctamente el tema…

En la comunicación no verbal, la mirada, la expresión facial, la sonrisa o la postura corporal, son indicios de nuestras habilidades . Con gestos se expresa lo que no se verbaliza.

Hablar de comunicación verbal significa referirse al tipo de lenguaje que se debe utilizar. El principio básico para que el mensaje sea aceptado y comprendido radicará en que sea claro, preciso y sencillo, evitando tecnicismos, frases hechas  o palabras demasiado rebuscadas o con mucho colorido.

El lenguaje ha de ser positivo, utilizando palabras y frases agradables  y de interés, evitando superlativos o demasiados adjetivos. Debe adecuarse el lenguaje al de nuestros alumnos o interlocutores.

Las palabras empleadas dependerán de la situación en que se encuentre una persona, su papel en ese momento y lo que se intenta lograr: dar instrucciones encaminadas  a producir cambios de conducta  en los alumnos;  realizar preguntas dirigidas a provocar respuestas en los alumnos  o informar sobre hechos….

Para que esta comunicación con los alumnos sea efectiva, es necesario:

A) Retroalimentar, cuanto más compleja sea la información que se puede enviar, más se hace necesario motivar a los receptores/alumnos a aclarar dudas  y señalar áreas ambiguas. Como receptores podemos mejorar la comunicación retroalimentando la fuente al preguntar, reafirmar o repetir la información.

B) El comunicar cara a cara hace que la retroalimentación sea más acertada y eficiente, en lugar de utilizar memorandos, e-mail o cartas. C) Al “empatizar” los alumnos difieren en actitudes, valores, necesidades y expectativas. Si se desarrolla empatía  (nos ponemos en la situación del alumno) hará que entendamos mejor a los demás , y nos podamos comunicar más fácilmente.

D) Escuchar activamente, dejando hablar a los demás, preparándose mentalmente  para comprobar la comprensión obtenida.

Las buenas palabas valen mucho y cuestan poco. Solo hace falta entenderlas, asimilarlas y darles buen uso.

                                                           JMLM del NW

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

A %d blogueros les gusta esto: