En las Autoescuelas lo que hay y lo que debiera de ser…..la Ley del embudo.


Algunos admiran, envidian o no aceptan a otras personas porque les encantaría parecerse o ser un doble de ellas. Por otro lado, existen personas con lo que se llama “don de gentes”, carisma, inteligencia, sabiduría, habilidades sociales, habilidades mentales para generar respuestas ingeniosas en cualquier instante o situación, que además suelen ser buenas personas, cariñosas, bondadosas, lúcidas, entrañables, tiernas y risueñas, y lo más importante extrovertidas y sociables, que se esfuerzan, escuchan y son inteligentes, resilentes, ingeniosas en sus tareas, maduras, atentas, pacientes, felices y más cualidades que les adornan Ese tipo de personas son excepcionales y dejan huella en nuestras mentes. Anhelamos su forma de ser y sus cualidades  que no poseemos y que pensamos que si las tuviéramos nos sentiríamos felices, realizados, plenos de satisfacciones y a la vez poderosos.

Estos cambios que deseamos y a los que aspiramos, no son solo los relacionados con objetivos profesionales o personales de iniciar otros trabajos o actividades o comenzar con hábitos de vida más saludables. Algunos cambios simulan o fingen ser más profundos o más complicados de principio. La frustración que generan no alcanzan metas más asequibles, o comprometerse para lograrlas., llevan a que muchas personas  ni siquiera se planteen  cambiar su forma de actuar o de ser.

Recordemos que nuestra forma de ser y actuar condiciona nuestras vidas, los caminos o rutas que elegimos, las personas de nuestro entorno y nuestra capacidad para ser felices y afortunados.. ¿Cuántas veces nos hemos visto limitados y condicionados, y hemos perdido oportunidades por comportarnos  o pensar de forma moderada o restrictiva?

Nuestra forma de ser y comportarnos también es susceptible de cambios y acomodos. Es posible comportarnos  como queramos o deseemos, siempre y cunado no ocupemos espacios de los demás, les faltemos a la consideración y al respeto o coartemos o limitemos sus libertades, Hay ciertos rasgos de nuestras personalidades que tiene unas raíces más biológicas, que están determinados por nuestra genética, pero que eso no significa que no podamos  entender y practicar otras formas alternativas de conducta.

La esencia pura del cambio necesita dos ingredientes importantes : la “transformación“, a la que queremos llegar, y un “método de aprendizaje“y la forma de lograrlo. Difícil será entender o borrar la rutina que ahora tenemos, solo vamos a sustituirla por los que nos gustaría tener o nos apetece. La “transformación” la elegimos nosotros y el “método de aprendizaje” más rápido y sencillo nos lo proponen.. Copiar es reproducir lo que ves u observas y no se necesita un máster para generar reproducciones. A mucho esta cualidad le es innata.. Cuántos aspirantes a obtener el Permiso de Conducir no han aprendido más que los test publicados por la DGT o determinadas editoriales de inspiración divina y han aprobado el examen sin tener idea de los contenidos ni de lo que pretende la sociedad civil, de que se interpreten y respeten las normas y señales viales y se llegue al objetivo pretendido de fomentar la cultura de prevenir el riesgo en las vías y reducir la siniestralidad en el tránsito. Lo que muchos no se dan cuenta es que la preparación o memorización de esos test y sus resultados, repetirlos una y otra vez, es un método de aprendizaje para ejercitar la memoria para resolver la prueba impuesta pero no para demostrar las actitudes, comportamientos y valores de esos conductores futuros en las vías. Observemos la siniestralidad emergente y que repunta en los jóvenes de un tiempo a esta parte y que viene delatado por los diversos periódicos de nuestro país. ¡¡ESCADALOSO!! Y LA aDMINISTRACIÓN MIRA PARA OTRO LADO. Le parecen válidos los sistemas establecidos y otras triquiñuelas existentes (cursos exprés de fin de semana, on line,etc…) para superar las pruebas de exámenes, cuando sería más conveniente vigilar la calidad y los conocimientos del aspirante en el periodo de formación, y que están vigentes en el actual Reglamento de Autoescuelas y en el de Conductores., pero que se obvian o no se tiene interés en llevarlas a cabo. Se aplica la Ley del embudo.

                                                            JMLM del NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.