LAS AUTOESCUELAS Y LA VARITA MÁGICA DE MERLÍN…….


El gran problema  y gran reto a afrontar por las autoescuelas es ir todas en la misma dirección y sentido, ya que “algunos interesados codiciosos” tratan de romper nuestra fortaleza, unión y retornar a tiempos pasados que no quiero recordar. Estamos en tiempos que grupos minúsculos o minoritarios tratan de arrogarse la representatividad de todas las autoescuelas de España.

El “todos a una” o, mejor dicho la “unión de todos“, es la “varita mágica” a utilizar y la única que tenemos en estos momentos y como alternativa de futuro. Sí, es necesario sentarnos, serenar y amainar nuestras diferencias con razonamientos y diálogo; que así se haga y así se escriba. Bochornoso y desagradable es el espectáculo que dieron determinados individuos en un acto cultural hace unos días, jaleados por el más ambicioso e impresentable paladín que más daños ha ocasionado a esta profesión y que debería estar callado, ya que el hedor que desprenden sus manejos extraños y codiciosos se huelen en el caboFinis terrae” (Fin de la tierra)

No hace muchos años hemos padecido y visto las consecuencias de estar dispersos, rotos, jodidos y desunidos. Eramos y fuimos el “Don Tancrelo” y unas “marionetas” ante la Administración, hacíamos agua por todas partes y eramos vulnerables por todos los costados y sin credibilidad en ninguna parte. Nos convertimos en una torre de Babel, con diferentes lenguas, intereses y bagajes difíciles de entender por la DGT o cualquier otro ente público relacionado con esta profesión. Existían cantidad de “líderes” con diferentes conveniencias y lenguajes. Fue uno de los peores momentos de las autoescuelas desde su existencia. Recordemos el Reglamento Palacín, las autoescuelas municipales y sindicales, y otras lindezas que se cocinaban en aquellos tiempos en la DGT.

Cada día es más necesario estar integrados en nuestras Asociaciones Provinciales generando una actividad de trabajo efectiva de conjunto, de diálogo y dinámica; en las Federaciones Autonómicas lo mismo y , aun más, en la CNAE como órgano y nexo de unión y representación nacional; en la EFA, CIECA u otras organizaciones representativas europeas de las que formamos parte. Todo ello nos dará fortaleza, vigor y riqueza para generar diálogo, representatividad y gestión de nuestros intereses en el Parlamento Europeo, que es donde salen y emanan las Directivas de obligado cumplimiento . De esta forma, estaremos integrados en organizaciones fuertes, serias y coherentes que defenderán nuestra profesión como formadores y educadores viales. Ante ésto, poco pueden hacer los grupúsculos minoritarios distorsionadores/manipuladores o el presidente “paeyero” incitador de la rebelión, la desunión y ruptura del sector, y resentido por que en su día su organización fue expulsada de CNAE por insolidaridad y no cumplir con sus deberes y obligaciones estatutarias.

No nos dispersemos, ni escuchemos cantos rayados, distorsionados de sirenas  y de verdaderos expertos manipuladores con intereses mezquinos. Hagamos un trabajo asociado, serio e inteligente mediante “comisiones de trabajo activas” en nuestras asociaciones. Elaboremos propuestas lógicas y racionales y traslademos a nuestras Federaciones Autonómicas  y a la CNAE. Es el camino positivo a seguir para conseguir el éxito y tener fuerza ante las Administraciones. Malo es ir por libre arrogándose una representatividad que no se tiene con propuestas extrañas o mercantilistas no consensuadas por parte de nadie.

Dicen que : <<La unión hace la fuerza>>, alguién muy inteligente fue su autor. Ya que de la unión, el trabajo de conjunto y la solidaridad, nace la fortaleza y el vigor para realizar grandes y buenas tareas por la formación/educación vial.

Para medrar y crecer en áreas de diversificación de tareas y especialización a las que nos obliga el mercado y la supervivencia, la integración en Europa y la competitividad, se impone una modernización de nesras autoescuelas y todas sus estructuras, algunas ya obsoletas, anquilosadas o absorbidas por la rutina y la tradición o el pasado ya lejano. Es necesario “renovar y actualizar ” nuestos conocimientos, materiales y sistemas de comunicación y enseñanza.

Insisto, sobre todo debemos ser “humildes” y a veces transformar la lucha y la protesta en “autocrítica“, porque en la mayoría de las ocasiones somos nosotros los culpables de todo lo que sucede en el Sector y en nuestra profesión. Ya no hablemos de la economía de nuestros centros ni de los precios, que es para un “sonrojo” permanente y de vergüenza. La mayoría, en estos momentos, no somos capaces de obtener un “salariodecente y digno para vivir. Se ha perdido el Norte y la medida del tiempo, no existen horarios, ni festivos, vacaciones,…¿A dónde vamos?. ¿Merece continuar en esta profesión?

Se ha perdido la medida y la economía racional en estos centros mediante una competencia irracional y agresiva que a nada lleva ni a nada conduce, solo a caer por el abismo o la destrucción. Cada día las ofertas son más “variopintas” y “disparatadas” a la baja, creadas por los genios de nuestra profesión. Sí, por los que se creen los más inteligentes y creativos de la  miseria de esta profesión. No se entiende como se pueda trabajar por debajo del coste, ni los chinos lo hacen, salvo con argucias, trucos y burlando la Ley.

Mi padre fue propietario y Profesor de Autoescuela, mi hermano lo era, también mis hijos, por tanto esta profesión me apasiona y me encanta, pero en estos instantes me encuentro decepcionado, desanimado y sensibilizado por la situación y las circunstancias. ¿Es culpa de la Administración? ¿Es culpa de nosotros? ¿Es culpa de la sociedad en que vivimos?…se necestaría un análisis profundo. Recordar aquello de la obra de Lope de Vega, ¿quién mató al comendador? .. a lo que el pueblo cotestó. ¡¡Fuenteovejuna!!

Juntos, en contra el criterio de “algunos“, y no me casaré de repetirlo, podemos conseguir soluciones. Será nuestra “varita mágica de los deseos“.

Se necesita confiar en nuestras posibilidades, creatividad y buen hacer. Es imprescindible llevar a la realidad aquellas reivindicaciones que hoy se nos presentan como lejanas o imposibles. Tener fe en nosotros mismos. Ya que la fe mueve montañas y es creer en lo que no vimos ni vemos.

Para terminar, mi deseo para mi y para toda la profesión, incluidos los “protestantes“, es que pronto sala la luz en el horizonte y se pueda mostrar con hechos, razones y realidades , que nuestro presente y futuro va a ser “Enseñar a conducir” y no “enseñar a obtener el permiso de conducir“. Que todos los formadores viales  aunémos nuestros esfuerzos llevando el mismo rumbo para que mediante buenas, serenas y pacíficas singladuras la nave “autoescuela” arribe a buen puerto.

                                                JMLM del NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.