Formación Víal … “Impossible is Nothing”


Lo digo y manifiesto con el corazón en la mano: Todos aquellos que han triunfado y alcanzado grandes éxitos en esta vida complicada y escalado a grandes cimas, han luchado de forma encomiable y titánica contra obstáculos que parecían insalvables, dificultades y, sobre todo, contra compañeros incrédulos o envidiosos; por eso la palabra “imposible” “irrealizable“y la frase ya más conocida y no deseable “no se puede“, de moda en nuestra DGT de estos tiempos difíciles y convulsos, no podrán ni deberán salir nunca de nuestras bocas. Los grandes “sueños” y los grandes “logros” siempre se han conseguido con imaginación, inteligencia y trabajo. El “maná caído del Cielo” fue en unas circunstancias especiales para necesidad y creencias de unos privilegiados. Si somos unas personas excesivamente razonables, nunca lograremos nada excepcional ni creativo. Caminamos por lo común, previsible y estándar, no generaremos riqueza de ideas. Decía Tomas Carlyle : <<Aquellos que usan  a menudo la palabra imposible tienen muy poca suerte en la vida>>. No podemos fiarnos mucho del sentido común, ya que es el menos común de los sentidos, a la larga, nos confunde y engaña. Es muy útil para nuestras tareas cotidianas, para automatizar trabajos y evitar desgastes de energías, pero los grandes cambios y hechos de la humanidad siempre se han producido ignorando el sentido común. Recordemos que hace muchos años  las creencias de nuestros ancestros eran basadas en el sentido común; nos decían que la tierra era plana, hasta que el sabio eminente e investigador  Galileo Galilei se reveló ante esta afirmación sin razón y dijo que era redonda. Otra demostración de no ser creíble este criterio o afirmación es la siguiente: Antes los barcos que se construían (hasta el siglo XVI) eran de madera, era así porque se pensaba que deberían estar elaborados de un material que flotase en el agua, hasta que alguien se reveló y cabreó contra el “sentido común” y demostró que lo que hace que un barco flote no depende del material con el que está construido, sino de un principio físico : << Que la fuerza “empuje” que lo hace flotar  y emerger hacia arriba es igual al “peso” del volúmen de agua desalojada por el mismo>>(Principio de Arquímides).

Toda persona emprendedora debe estar dispuesta a eliminar completamente  de su mente las posibilidades de abandonar o tirar la toalla. Solo de esa forma  puede estar completamente segura  de conservar un estado mental personal y adecuado o propicio para llegar al éxito o cima de sus deseos, que no es otra cosa que un afán o codicia ardiente de conseguir la culminación de la excelencia de su trabajo. Aquí necesito mencionar a Don Justo Pastor Domínguez Burgos, Director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial de Paraguay, que está realizando una labor meritoria, óptima y sobresaliente en su país para erradicar esta “pandemia” mundial que son los siniestros en el tránsito que tantas vidas dejan segadas en las vías públicas. ¿Quién dijo que no  podía hacerse? ¡¡Sí, se puede!!, con honestidad y muchas ganas de trabajar como tiene y hace este importante hombre con su grandiosa humanidad física y mental. ¿Qué grandes victorias  se le pueden reconocer a los “críticos envidiosos” que les capaciten para juzgar a otros que trabajan correctamente y desinteresadamente por el bien común?  A “éstos“, que los hay en todos los lados y en todo el mundo, se les podría decir: << Si hablas mal de alguien, lo mejor es que no lo hagas, escríbelo en la arena de la playa lo más cerca del mar, así tendrás más certeza de que se borre>>.  También, que se centren en lo suyo, en sus objetivos, deseos y felicidad, y no dedicar su tiempo a temas menores que se acerquen a lo ingróspito, vacío o inútil. Nunca deberás olvidarte de este consejo o palabras con buenas y sabias intenciones: <<Sé sensato y consciente de la diferencia que existe entre un “análisis amigable” y una “crítica destructiva”. Siempre observa si la intención o propósito de tus palabras es de ayudar, consolar, desahogar o hacer daño>>.

Pensemos que “desear” no es hablar o decir lo que se quiera o venga en gana, sino “sentir” lo que se quiere. Podemos llegar a ser lo que consideremos, nos venga en gana o queramos, si sólo lo creemos con la convicción suficiente y actuamos de acuerdo con nuestros dogmas o creencias; porque cualquiera otras cosas que nuestras mentes puedan concebir y creer serán algo que nuestras mentes podrán lograr.

El exceso de planificación y falta de ideas nos lleva a la paralización, que es lo que ocurre en estos momentos en la DGT de nuestro país. La “acción” es la perfección de lo que decidamos y deseemos hacer por el bien de todos y que sea positivo. Sin duda, la decisión sin acción es una completa “alucinación“, se convierte en “magreos mentales” o “milongas argentinas“, que es lo ocurre en estos momentos con las reivindicaciones de los examinadores estatales. Las verdaderas personas de éxito, son las que se manifiestan y expresan con acciones, no con cuentos de “Aladino y su lámpara maravillosa” que, en estos momentos, el Sr. Serrano no tiene y, a la vez, le es difícil o imposible conseguir.

                                        José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .