DISCUSIONES,DESAVENENCIAS,HUELGAS………¿QUÉ PASA CON LOS DAÑOS COLATERALES A LAS EMPRESAS AUTOESCUELAS Y A LA CIUDADANÍA?


En todas nuestras relaciones interpersonales, que tenemos en cantidad, siempre quedan temas que resolver, y discutir es la forma de introducir alteraciones o mudanzas positivas en las relaciones, que de otra manera permanecerían estáticas para siempre. Para que la “discusión“sea un modo saludable de comunicarnos, es necesario erradicar ciertos mitos.

Dicen que las personas buenas y saludables no discuten,  concepto que consideramos es completamente falso o inexacto, ya que las “discusiones” son parte del crecimiento y una forma de dar libertad a las tensiones acumuladas en nuestra vida cotidiana. Lo vemos, en estos momentos, en las discusiones o controversias de AXESTRA y el CESIF con la DGT, donde no existe empatía ni consideración hacia sus antiguas reivindicaciones de acuerdos incumplidos del pasado (diálogo de sordos), que se traducen en una “justa huelga” con daños “colaterales infinitos” que repercuten en pequeñas empresas (autoescuelas) que sufren las consecuencias y las llevan a la ruina por no poder examinar a sus alumnos en el único momento que pueden hacer algo para aguantar su maltrecha economía que con la crisis y la desconsideración competitiva de algunos descerebrados las aboca, casi  o completamente, a la ruina. Un daño irreparable para muchos ciudadanos que aprovechan el periodo canícular para “obtener” el “permiso de conducir” antes de integrase en sus diversas Universidades. Ya no digamos, los que necesitan el referido permiso para conseguir un puesto de trabajo. Todo está bien, pero no se debe olvidar nunca que: <<los derechos de “unos” terminan donde comienzan o se perjudican  los derechos de los demás>>. “A Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar”, así que no nos pasemos…..ya que podemos comenzar a “reivindicar” otros tipos de servicios para satisfacer y ser útiles a la “ciudadanía”, que ya existen en países de nuestro entorno y no merman la “calidad de los exámenes”.

Las “discusiones” son parte de nuestras vidas porque son parte importante de nuestras diferencias. No existen seres humanos iguales, ya que todos somos diferentes y lo demuestran y consolidan nuestros ADNs. En las “discusiones” lo importante no es quiénes ganan ni pierden, sino la manera en que vamos a resolver el “conflicto” que ha surgido o se ha planteado. Saquemos la cera de los oídos para poder mejor oír o escuchar a nuestros interlocutores.

Las discusiones ocasionales son parte de la vida. Si las diferencias o enfrentamientos son permanentes, ahí si que estamos dentro de un problema de personalidad o ceguera política, de una persona a la que le atraen y goza con los conflictos.

Es importante y recomendable conversar y ser receptivo para llegar a acuerdos, De esta forma y en esta etapa, generalmente, no suele haber tensión porque al prestarse o colaborar  en participar en un diálogo, adulto y constructivo, ambas partes tienen en mente  que son un conjunto en busca de soluciones que satisfagan a ambas partes. Llegan a ser un equipo de aliados, no adversarios, no unos oponentes, el resultado ha de ser satisfactorio para ambas partes. Al conversar amigablemente no suscita enfrentamientos sino un interés genuino por componer las cosas y llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

El sostener y mantener opiniones opuestas, nos conduce a encontrarnos con puntos de vista distintos donde le único objetivo de las partes es ganar. Una parte se considera rival de la otra  y ya no existe el objetivo común de resolver la desavenencia o llegar a un acuerdo satisfactorio entre ambas partes litigantes.

Siempre, antes de hablar, conviene pensar si lo que expresamos es una emoción que deseamos sinceramente compartir o se trata de un juicio de valor que hará que la otra parte  se sienta molesta o atacada. Tema a considerar, para que no le afecte al que nos escucha, y lo peor, que deteriore las relaciones de lo que se trata de conseguir  u acordar. No nos olvidemos que las palabras relacionadas con determinadas cosas  o hechos son disparadores de emociones.

                                                                    JMLM del Nw

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.