SE HABLA Y SE HABLA Y NO SE PARA DE HABLAR….¿QUÉ SE HA CONSEGUIDO?


La comunicación de los seres humanos ha sido siempre y sigue siendo oral, es la más antigua. Todos nuestros conocimientos que tenemos fueron transmitidos de generación en generación por medio de la palabra oral u escrita. Así se continuaron y se conservaron las culturas y las tradiciones.

En tiempos remotos, los mensajes se transmitían mediante el sistema  “boca a boca“. Lamentablemente, hoy en día, este sistema se emplea para transmitir, tergiversaciones, deformaciones de las palabras, hechos, bolas, chismes o mentiras que el único objetivo es lastimar a otros. La mentira y los chismes son dos formas de comunicarnos y relacionarnos a través de palabras que hieren, molestan, destruyen, aunque suenen  a cantos de sirenas y de alguna manera nos seduzcan. Que es lo que pretenden algunos iluminados.

El “obispo sevillano“emplea con frecuencia rumores o temores acojonantes de que la huelga será indefinida y destruirá nuestras empresas que no tiene nada que ver con esta fiesta y, a la vez, será desconsiderada con la ciudadanía no dejándoles examinarse. ¿Qué más daño que el que nos han hecho hundiendo nuestros centros de trabajo? ¿Qué debemos ayudarles?….Deben de recordar que un simple rumor  puede allanar y aplastar a un enemigo con más fuerza que un cañón, pero nosotros ya estamos inmunizados ante tanta amenaza y todo el mal que hemos recibido. El rumor trata de desprestigiar, desestabilizar, y transmitir con la fuerza y la velocidad de un tifón, más aún en estos tiempos con el auge de las redes sociales y estarán vigentes mientras existan lerdos que  crean en ellos, los escuchen y  difundan sus propósitos sin importarles el daño que nos hacen. Las palabras del chismoso son como los mordiscos suaves que penetran hasta las entrañas y joden.

El chismoso es un personaje inmaduro emocionalmente, oportunista, de poca personalidad, que no tiene valor para hablar de si mismo pero habla sin compasión de los demás para conseguir sus objetivos. Es una persona frustrada tiene muchos fracasos o fiascos acumulados y los libera hablando mal de otros, en este caso la DGT. Pone en boca de otros lo que el piensa y no se atreve a decir.

Los chismosos son abundantes y destructivos, incluso amenazan, como es este caso, si no se les sigue su ruta o acción coactiva, ya que se creen prepotentes y poderosos.

El chisme es un gran destructor  de profesiones y autoescuelas, nace en lugares como corrillos de exámenes o bares cercanos, donde la gente se reúne a tomar un café u otra vianda. Las redes sociales  y los chats  se han convertido en un medio rápido y eficaz para esparcir chismes.  Las palabras no son como las espadas, sino como las flechas. Las primeras las desenfundadas y podemos volver guardarlas, las segundas una vez lanzadas difícilmente regresan al arco.

Lamentablemente, el chismoso que conocemos cree que transmitiendo un bulo,  se ganará la confianza  y la aprobación  de otros incautos  que cree son sus vasallos, además de pretender que sean sus aliados para conseguir sus fines ambiciosos.

El chisme cobra vida cuando lo escuchamos. La mejor forma para extinguir estos rumores es toparnos los oídos. Es también una forma de liberar la agresividad reprimida.

                                                   LM del NW

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.