LAS ZANAHORIAS DE MONTORO Y LAS AUTOESCUELAS EN EBULLICIÓN


No hay muchos sectores económicos de ámbito privado en la UE que para poder trabajar y producir se vean tan limitados e incluso impedidos como es el sector de las autoescuelas de España, más todavía, cuando estamos dentro del marco de servicios amparado por una Ley de liberalización y libre competencia, por la cual todos los centros de formación vial abiertos son pequeños empresarios y autónomos que por su cuenta y riesgo, y sin ayuda de la Administración, contribuyen al tejido productivo del País.

Las autoescuelas son más de nueve mil establecimientos abiertos en todo el territorio nacional, que a pesar de la crisis económica, de la natalidad, etc…., han ido creciendo poco a poco en número con el fin de poder subsistir sin ayudas, subvenciones, bonificaciones, etc…,que sì gozan otros sectores, como pueden ser los ganaderos, agricultores, pesca,…los cuales, cuando se ven afectados por restricciones, epidemias u otros factores que afectan a su productividad, viabilidad y subsistencia, son amparados por la administración con políticas económicas paliativas o compensatorias. Pero…¿y las autoescuelas?

No nos interpreten mal, las autoescuelas no están pidiendo dinero a la administración, ni subvenciones, ni nada por el estilo, solo pedimos que nos dejen plantar zanahorias, cultivarlas y cosecharlas. Lo único que solicitamos es que nos dejen trabajar, tenemos coches, camiones, autobuses, trailers, motos, trabajadores y aulas paralizadas por una huelga dura y salvaje del colectivo de examinadores de la DGT, pero no es solo eso, hay miles de autoescuelas en muchos puntos de la geografía que llevan años padeciendo las restricciones y limitaciones, que por no tener un servicio de exámenes eficaz en la DGT no pueden plantar zanahorias; muchos, ni tan siquiera, comprarlas, solamente verlas…y, algunos, por desgracia, han sido abono de las mismas con sus cenizas.

Más de treinta mil familias dependen directamente de las autoescuelas, pero miles y miles de alumnos, más de cien mil, solamente en estas fechas, para buscarse sus zanahorias, dependen de un permiso de conducir que la Administración es incapaz de ofrecérselo, para que puedan opositar, acceder al mercado laboral, incluirlo en el currículo; las empresas transportistas no poder cubrir las ofertas de trabajo para conductores, los fabricantes de automóviles ver mermadas las ventas de vehículos y un largo etcétera de afectados directa o indirectamente (seguros, gestorías, gasolineras…)

¡¡Sr. Ministro de Hacienda, Sr. Ministro del Interior, Gobierno de España!!, no pueden conducir por nosotros, ¡¡Ya lo sabemos!!  ¡¡Queremos enseñar a conducir!! No le pedimos zanahorias, queremos producirlas nosotros. ¿Qué preteden? ¿Que seamos abono para las zanahorias?

¡¡LOS CIUDADANOS QUIEREN EXAMINARSE!! ¡¡LAS AUTOESCUELAS QUEREMOS TRABAJAR!! ¡¡QUEREMOS MÁS EXÁMENES!! ¡¡POR UN SERVICIO DE EXÁMENES MÁS EFICAZ Y DE CALIDAD!!

                                             Fernando Varela García de Ourense

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.