¡¡Perdón!!,…a la Santa, Venerada y Casta Juana del Noroeste

Mi respetada a la ínclita Sra. Vanesa Fernández Soage:

Me sorprende su escrito belicoso, agresivo y lleno de cantidad de lindezas, para guardar en un museo; que dirige hacia mi persona y que, para mi desgracia, no tengo el gusto ni la satisfacción de conocerla; donde transmite que lo que me dice no lo hace como a “persona individual” a la que probablemente ni siquiera miraría a la cara . Me dejó aflijido, nervioso, reflexivo, conmovido y lo comprendo, porque denota su rango superior ante el cual debo arrodillarme y rendir pleitesía; que, a la vez, debe ser muy tímida y que se quedaría colorada; dado que hay personas sensatas que pueden sumar acciones a nuestras vidas, que pueden ser un estímulo que nos impulse a ir siempre a conseguir el más o ser más positivas. También, nos encontramos con personas “tóxicas“, que son aquellas que en vez de darte una mano te la muerden y la niegan, personas envidiosas que les molesta tu bienestar y éxitos, que cuando hablan o se expresan son “fanáticas” y se sitúan en el “púlpito de la infalibilidad de los Papas“. Y entre las “tóxicas” existe una “categoría” o “casta” que día a día va en aumento: los psicópatas, personas de dudosa ética, que pretenden conseguir sus objetivos, <<caiga quien caiga>> en el camino, en este caso la “ciudadanía” (pequeñas empresas autoescuelas y ciudadanos que necesitan el permiso de conducir para conseguir un trabajo).

Pretenden, a la vista, ser seductores, amables y corteses, pero al cabo del tiempo se les ve el plumero, sus “psicopateadas” argentinas, su modo de actuar, son cada vez más evidentes  y peligrosas. Le aclaro Sra. Vanesa, por si no lo sabe, que “psicopatear” es una palabra que se usa cuando sabemos que otra persona intenta manipularnos, como se pretende, y sacar ventaja o provecho de los que considera sus “vasallos” o “dominados” en la situación penosa en que se encuentran, a cualquier precio y sin escrúpulos.  Como funcionaria, política y concejala de urbanismo del PSOE en el Concello de Puenteareas, ya me entiende, y que pocos problemas económicos puede tener.

Una de las características esenciales del psicópata es la virtud, <<para él>>, y la desventaja cuantitativa para sus <<vasallos o dominados>>, de ver  a los mismos “no como personas”, sino como objetos moldeables o manipulables, que él o ella puede usar a su capricho y por miedo o temor, para su interés o beneficio. Se les utiliza y descarta a su conveniencia.

Dice, que se dirige a mí como representante de un colectivo que cree que lejos de ayudarlo lo dejo a la “altura del betún“. Me sorprende que diga esto ya que nunca estuvo próxima a mis actividades profesionales, ni tenido confidencias conmigo, ni  jamás hemos dormido juntos, para que haga semejante juicio de valor. Del último párrafo, le diré que en todos los gremios cuecen habas y existen “pelotilleros” y “palmeros” que se arrastran y buscan la limosna como los pordioseros . Pero yo, como el Che Güevara, prefiero morir de pie y no vivir  arrodillado.

La “frustración” es su talón de Aquiles y la de su “obispo de Sevilla“, y su punto vulnerable. Diseñan o proyectan acciones a cuenta de los “paganos” que no pueden realizarse o cumplirse por cualquier circunstancia, entonces sufren descomposiciones y ahí se descontrolan mintiendo y difamando descaradamente.

Habla en otro párrafo de lengua viperina y le recuerdo que viene de víbora, que es un reptil femenino que se arrastra, traje más adecuado para que porte y se ponga Ud.,  en consonancia con sus hechos y sus acciones.

Me sorprende cuando dice: El hecho que alguien solicite que otra persona  pida perdón por unas declaraciones  vertidas  no es una humillación. ¿Por qué ha de pedir perdón Don Ricardo Cano, cuando no ha dicho nada lesivo, insultante ni molesto para el Presidente de Asextra ni para su colectivo? ¿Dónde están esas palabras escandalosas que generan tanta alarma en su colectivo?  Pidan una copia de la entrevista y verán que nada malo es lo qu se dice; lo que se argumenta es una patraña o mentira de mentes iluminadas y malintencionadas. Por otra parte, ¿Son los dioses del Olympo y solo Uds. pueden expresar sus opiniones? Recuerden que nuestra Constitución nos da libertad de expresión que parece que solo Uds. creen que pueden emplear.

Sra. Vanesa Ud, es la que miente y difama sin consideración y respeto a un digno compañero mio que solo defiende los intereses de una profesión masacrada y vituperada sin piedad por Uds. en estos momentos. Recuerden que tienen legítimos derechos para hacer la huelga, reclamar sus intereses y que respetamos, pero el perjudicado no es la Administración, ya que existen “daños colaterales” que no quieren ver ni entender, que castigan a la ciudadanía, bien como miniempresas que necesitan trabajar para subsistir y ciudadanos que aspiran obtener su permiso de conducir para sus necesidades personales y  sociales,  o para aspirar a un puesto de trabajo. Recuerden que los derechos de unos terminan cuando comienzan los derechos de los demás que Uds, están ignorando y que deberían considerar y, a la vez,  hacer una profunda reflexión.

Sra.Vanesa: Siempre, antes de hablar, conviene pensar si lo que expresamos es una emoción que deseamos compartir o se trata de un juicio de valor que hará que la otra parte  se sienta dolida o atacada. Debemos tener cuidado y evitar colgar etiquetas que luego tenemos que lamentar, que provocan dolor al que las escucha y, lo que es peor, deterioran las relaciones.  No somos políticos, ni concejales de Ayuntamientos; somos profesionales de la formación vial que vivimos del día a día. Las palabras relacionadas  con determinadas cosas y hechos son disparadores de emociones. Si dos se ponen de acuerdo, si están en armonía, todo recobra su equilibrio y lo mejor viene para cada uno en esta vida llena de emociones. El llevarse bien con los demás  sana; llevarse bien con la ciudadanía cura, y así nos curamos también todos. Luego, pongamos un poco de buena voluntad que será necesaria.

Lo de “especial dificultad técnica”, dedicación, incompatibilidad, responsabilidad, peligrosidad, o penosidad. Todo se lo respeto, pero consideren que en los vehículos en su labor evaluadora tienen unos compañeros de viaje, que han tenido mayores riesgos y más peligrosidad que Uds. al estar y trabajar antes en la “doma” y en el “rodeo” del futuro conductor..

Necesitamos identificar nuestras metas, proyectos, objetivos y sueños a alcanzar, porque seguramente en algún momento del recorrido hacia nuestra meta, puede surgir este interrogante : ¿Para que estoy haciendo todo esto? No es porque las cosas sean difíciles que no nos atrevemos. Es porque no nos atrevemos que las cosas son difíciles.

Dice esta ilustre Sra. en otro párrafo: El colectivo examinador, con el presidente de Asextra subido al podium y cabalgando a la cabeza, JAMÁS han descalificado, insultado, vilipendiado, humillado, desacreditado,denostado, vejado o difamado al colectivo de autoescuelas, como sí ha hecho Usted en sus más desafortunadas verbas……

Mi respetada e ínclita Vanesa, que te sientas a la diestra de Dios Padre Todo Poderoso y hechas discursos o verdaderos mitines políticos desde el púlpito del Olimpo de los Dioses. Es completamente inexacto y falso, ya que se llama “mentiroso” a un hombre por acudir a una tertulia y expresarse libremente, sin ánimo de nunca molestar, ni vilipendiar al colectivo examinador. Y por mi parte, ¿no puedo expresar libremente lo que pienso? o tengo que arrodillarme y rendir pleitesía al que me está haciendo un gran daño con sus actuaciones. ¡¡También jodería!! ¡¡Bájese del podium, no pretenda  convertirse en una Juana de Arco o Santa Santorum!!

También me dice: Para terminar, Sr. López Marín pide ud. se restablezcan……Le voy a contestar y, aunque no me mire para la cara,  decírselo, sin rubor y timidez: YO Y LA MAYORÍA DE LOS PROFESIONALES DE LAS AUTOESCUELAS, EN NINGÚN MOMENTO, DESEAMOS, PRETENDEMOS  Y PEDIMOS QUE SE LES REEMPLACE O SUBSTITUYA POR NADA NI NADIE, YA QUE LOS CONSIDERAMOS Y RESPETAMOS POR SU TRABAJO, pero sí, manifiesto, reclamo y  digo bien alto, que de persistir esta situación, SOLICITO ENERGICAMENTE a la sociedad civil., a los políticos y la administración, que se ponga remedio a este desmadre o locura actual con SERVICIOS DE EXÁMENES DE “CALIDAD”, BIEN SEAN CON FUNCIONARIOS, FUERZAS ARMADAS O EXTERNALIZACIÓN DE SERVICIOS, es un derecho que tenemos y demandamos, y a quien nadie puede ofender ni molestar como a esta “divina dama” que tanto  recrimina y afea mi conducta o libertad de exprersión.

Mire Vanesa, a mi la seguridad Vial, probablemente, me importe más o tanto como a Ud., mi currículo me avala y reconoce mis conocimientos, no creo que sea una exclusiva de Uds. Además de llevar y tener yo muchos años de experiencia. Debería de `pensar lo que dice e informarse antes de hacer dictámenes o conjeturas. ¿Qué entiende por mínimo de calidad, objetividad, profesionalidad,….? Veo que pocas veces salió de Puenteareas y desconoce lo que ocurre en el mundo y menos en Europa. En Alemania, desde hace muchos años, este servicio está externalizado, y las madres alemanas no se escandalizan ni tienen miedo porque sus hijos sean examinados por Ingenieros Industriales o similares. Ud. con seis semanas escasas de curso formativo se considera ya una “experta“. ¿Entonces? ¿calidad? ¿profesionalidad? ¿Objetividad?… ¿Son peores los conductores alemanes?….Le recuerdo que ese país se ha tomado como patrón, seriedad, ejemplo y modelo para esta actividad.  En Francia, el sistema es mixto como en Portugal, en  Finlandia tienen los servicios externalizados y en otros paises también.

Mi serio y difícil problema es que: como la Seguridad Vial es una “exclusiva” de esta Sra.  y no es cosa de todos, voy a tener que considerar y tener en cuenta su desprecio y desconsideración de no mirarme a la cara.  O también, como ella está tan alta y subida en su púlpito del saber divino, no pueda bajarse para vermela, que en tiempos fue de artista de cine. Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión (Friedrich Hegel) . Debemos aprender a ser sabios y a distinguir cuándo hablar y cuándo callar. Ante las “decisiones“, el débil tiembla, el tonto las desafía, el inteligente las juzga y el hábil las dirige. No olvide jamás que: La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse  un poco más  de ellos, hacia lo posible y palpable.

Quien descalifica es que tiene miedo, por eso ataca. Su razonamiento emocional es: Si para mi tienes menos categoría, la mia es más grande y dominante. Por mi cargo, soy casi infalible como el Papa, al menos así se cree.

Cuando se realiza una falsa acusación, como ha ocurrido con el Sr. Cano, su objetivo es tener bajo control a la persona que se tiene por avasallada o dominada. Se puede incluso acusar a un inocente de cualquier tipo de acción que no ha cometido, como es mi caso, con la intención de coaccionarme, dominarme o manipularme. También, se le puede calumniar, es decir, hacer correr una mentira sobre esa persona para perjudicar su reputación y manchar su estima. Mire Vanesa, no le guardo rencor ya que considero que está muy nerviosa y descolocada con su huelga.

                                                  José Manuel López Marín

 

 

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: