EL “CABREO Y EL ENFADO” SON EMOCIONES SALUDABLES PARA EL CUERPO……..


En cierta ocasión leí unas palabras muy acertadas, sencillas, bellas y relevantes del escritor mexicano Doménico Cieri Estrada que decía: <<El arte de vivir está en saber ver lo favorable>>, ya que existen personas que no tiene ganas de nada, como si les hubiesen castrado sus pasiones, ganas de vivir, de luchar al encontrarse con barreras infranqueables, con huelgas “legítimas”, continuas e interminables de importantes funcionarios/trabajadores examinadores que les lleva al desánimo y la desolación; han perdido sus estímulos, motivaciones y ganas de trabajar que antes tenían, ante este cúmulo de desbarajustes, despropósitos e incertidumbres. Espero que estas “palabras” no sean “motivo” ni “calificadas” de excitación  o incitación sexual a la violencia.

No todos tenemos capacidad suficiente de ponernos en lugar de otros para ayudarlos a revertir, mitigar y sanar su dolor. ¡Si!, somos personas que sabemos acercarnos a los otros  a conseguir una solución, es porque en nuestras manos, metafóricamente hablando, tenemos una sábana blanca que sabe cubrir las heridas que te ocasionan otros insensibles a nuestros problemas. Nadie se preocupa ni le importa las heridas y daños que se nos han ocasionado, porque hemos ganado mucho dinero en épocas anteriores (así se ha dicho por parte de algunos de estos personajes). Lo que una vez disfrutamos (nuestras autoescuelas), nunca lo perdemos. Todo lo que amamos profundamente (nuestra profesión de formadores viales) se convierte en parte de nosotros mismos y de forma eterna. El dolor y el sufrimiento son, en si mismos, una medicina saludable que nos ayuda a pensar y meditar de forma racional, donde no se recuerdan los días y los momentos. Mientras vivimos con heridas, vivimos como anestesiados, actuamos como si estuviéramos dormidos.

El cabreo o enfado es bueno y satisfactorio. El enojo es una emoción puesta por el Supremohacedor, una energía contenida en nosotros, que se expresa cuando surgen dificultades o inconveniencias como puede ser falta de exámenes o carencia de examinadores por desidia, previsión o desconsideración del gobierno en no haber hecho las previsiones debidas. El “enojo” es sano cuando aparece y desaparece, cuando pasa y se va, La rabia o cabreo no te lleva a ningún sitio, sólo hacer cosas desacertadas.

Cuando hay personas que durante algún tiempo guardan su rabia, soportan malas condiciones en su trabajo, malos tratos, inconveniencias de los alumnos y,  por lo tanto, amontonan heridas, se activa en ellas la aneladrina en dosis tan grandes  que pueden actuar como un veneno. Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo. Un enojo enfocado a la gente es tensión; enojo enfocado en la solución es expansión.

Ante situaciones que te enojan o cabrean, tenemos que elegir entre reaccionar o responder, La reacción es instintiva; la repuesta necesita y exige la acción de pensar.¿Qué nos conviene decir o hacer en función de nuestros objetivos?

Muchas veces , cuando pasa algo desagradable o nocivo,  reaccionamos: gritando, enviando e-mails agresivos para que te amenacen o lleven al Juzgado o te insulten de forma desagradable como regalo de nuestro saber y poder infinito. Pero tendremos que pasar a la reacción, que es el nivel instintivo, el nivel de la inteligencia y la sabiduría, es decir dar las repuestas adecuadas, para las que hay que tomar un tiempo y reflexionar acerca de lo que es más conveniente hacer. ¿Qué me va a convenir en esta situación desagradable?

Nuestro deseo es dejar en el pasado las viejas fobias, los resentimientos por los daños que se nos ha ocasionado o el dolor que hemos padecido por los insultos inmerecidos y declaraciones torpes e inconvenientes de la Abadesa de las Islas Cíes. Necesitamos despegarnos de todas las emociones que parecieran haber quedado arraigadas o congeladas con el tiempo. Podemos supervivir dando vueltas y vueltas sobre el mismo tema, seguir siempre con la misma música rutinaria  como expone la Sra.Abadesa de las Islas Cíes, el mismo “rolloaburrido y cansino que repite siempre y nunca para, hasta que nos sintamos agotados y agobiados. Dejar de alquilarles  nuestro tiempo y exportarlos de nuestra mente a los que nos han dañado por favorecer sus intereses.

<<El perdón ,que nos enseñó Jesucristo cuando lo crucificaban en el Gólgota, es un acto terapéutico, sanador, extraordinario, y no es algo que hagamos por los otros que nos hacen o han hecho daño, sino algo que hacemos por nosotros para ir al cielo>>.

                                                              JMLM del NW

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.