LA “INTELIGENCIA” O CAPACIDAD DE ENTENDER Y COMPRENDER LOS PROBLEMAS Y RESOLVERLOS

Se reconoce que la “inteligencia” consiste no solo en los conocimientos que tenemos, sino también en la pericia o destreza de aplicar lo que se sabe en la práctica diaria de nuestra profesión de formadores viales. Palabra que proviene del latín “intelligentia“, capacidad de entender o comprender un problema y resolverlo. Supone el conocimiento o acto de comprensión.

Leyendo chats o entrando en blogs de algunos profesores que se titulan de formación vial, vemos que la palabra “inteligenciase deforma y distorsiona con facilidad, que las personas se condenan unas a otras sin saber cual es la base o fundamento de dicho argumento. Las palabras de un ambicioso, fracasado y codicioso Dr. de “nada de las tierras malagueñas, traidor para los suyos y para si mismo, buscan crear confusión y rebelión entre lerdos y legos de nuestra profesión, como la “cachifalenguaraz de Granada, que no tiene ti puñetera idea de lo que dice ni habla, se cree muy lista, pero más parece una pescadora del mercado.

Desde los más remotos e inmemoriales tiempos la inteligencia  ha sido el símbolo o la insignia más deseada por los seres humanos y, sin embargo, uno de los más distorsionados. El sabio griego Platón manifestaba que: <<la inteligencia era como el cochero que lleva las riendas, mientras que la “emoción” y la “voluntad” representan los caballos que tiran del carro. La primera guía y las segundas suministran la fuerza motriz>>. Por otro lado, otro filósofo griego llamado Aristóteles, simplificó este concepto, al comparar la “capacidad intelectual” a la “capacidad apetitiva“, que abarca a la vez la “emoción” y la “voluntad“. En ambos casos no solo tiene sitio la “inteligencia“, si no que está en compañía o rodeada de otros compañeros como son la “voluntad” y el “mundo de las emociones” que predica mi compañero Andoni. Platón dijo que las dos actividades que pretenden hacer de los humanos seres superiores son la “inteligencia” de la que muchos compañeros parlanchines carecen y el “pensamiento discursivo“, que están directamente relacionados con las “aptitudes“.

Desde entonces se empieza a planificar o plantear la diferencia entre una persona que empieza o trata de solucionar un problema, que sin mayor dificultad lo logra, frente otros “soquetes” que ya conocemos y existen en abundancia,  que tras largos y repetidos intentos fracasan. Por lo que denominamos “listas a las personas que solucionan un problema sin excesivo esfuerzo, mientras que las “inteligentes” lo analizan, lo plantean y estudian diversas formas de resolverlo. Los “listos son más prácticos, los “inteligentes más teóricos; pero todo ello con matices.

El concepto “inteligente” se refiere a un ámbito más científico, más profundo,que implica analizar sus ingredientes, desmenuzarlos y analizar sus ventajas e inconvenientes. Surge este problema o trastorno en aquellas personas que realizan un gran esfuerzo para situar o enfocar un problema o memorizar o enlazar hechos similares; lo que hace que la resolución del mismo sea más lenta o incluso imposible, pues no consiguen llegar a una solución por la complejidad de variables que son capaces de elaborar o crear.

También es necesario hacer mención de otra habilidad que, si bien en otras ocasiones no es considerada como una “capacidad“, no deja de ser una ayuda fundamental para el conocimiento de las personas, nos referimos a la “actitud“; que es la predisposición psicológica para afrontar un determinado problema. Es una forma de situarse ante algo. El “listo” es más operativo y eficaz, el “inteligente” es más analítico y le cuesta resolver los problemas. De otra forma podríamos decir: <<el “inteligente” piensa, medita , valora, sopesa lo que tiene delante; por el contrario el “listo” actúa, se pone en marcha y busca soluciones>>. De otra forma más rotunda:El “listo” es más inmediato, el“inteligente” es más mediato.

Los humanos sabemos que por nuestra “actitud” podemos llegar a obtener nuestros objetivos y conseguir muchas cosas. Cierto también es, que la “inteligencia tiene que ir seguida  de un sin fin de acompañantes.

Antiguamente se conocía por “inteligente” a la persona que había estudiado y aprendido mucho sobre cierta materia. Era alguien capaz  de saber casi todo sobre un asunto o cuestión y ello le conducía  a no poder ser contradicho, ya que era tal su conocimiento sobre la materia que se consideraba el “experto” o “más sabio“. De ahí la relación de inteligencia con sabiduría. o sapiencia o más alto grado del conocimiento.

                                                         PISHO del NW

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: