DESEAR ALGO Y LA MATERIALIZACIÓN DE ESE DESEO

Muchos compañeros nuestros (los no tóxicos) tienden a afirmar de que “si tienes ganas con intensidad que algo se cumpla o haga realidad como que: se acabe de una puñetera vez esta interminable, abusiva y desagradable huelga, por los inmensos daños que nos está ocasionando. Existe un solo problema con esta tesitura, que es : <<que hace aguas>>. Nunca nadie ha conseguido demostrar, ni el más optimista, la correlación entre desear algo con la máxima intensidad y la materialización de ese deseo, y , sin embargo, esta hipótesis o creencia está bastante extendida. Esto se debe a un fallo del sentido común que es de lo que carecía el gran Pilatos, cuando se lavó las manos en el juicio a Jesucristo.

El motivo por el que muchos cometemos ese error es porque cuando se pregunta a las personas brillantes y de éxito si tenían fe en que alcanzarían ese éxito; todos y sin excepción alguna responden que sí, de lo cual se obtiene la conclusión de que todos los que añoran algo con fe de conseguirlo el resultado es satisfactorio. Pero esta hipótesis es inexacta u errónea, ya que todos los que lleguen al éxito porque tiene fe, no significa que todos los que tengan fe tengan éxito, se está viendo estos días en ciertas actuaciones de ciertos iluminados y fantásticos ciudadanos profetas y gurús del bien. Lo importante no es tener fe, es tener un plan racional, no disparatado y, sobretodocreíble“.

Si tenemos un plan, lo más importante es que sea “viable” y no acaudillado por gentes extrañas, irracionales y fanáticas, de esa forma  con fe se llegará y será la causa de conseguir el objetivo deseado, también la consecuencia de nuestro plan bien elaborado.

La solución no es dejar de decir tópicos como estos que son muy corrientes y reconfortantes : <<todo va a ir bien>>, <<seguro que lo conseguiremos>>, <<veréis como la situación va a mejorar>>. <<no tenemos duda de que este problema que tenemos se resolverá pronto con nuestras infalibles y santas ideas>>. Lo decimos porque estamos convencidos de que tenemos un “mantra”, sino porque tenemos un plan y estamos dispuestos a hacer todo lo que sea necesario para conseguirlo de forma clara y efectiva. La fe, cuando no está acompañada  de la razón, la inteligencia, la creatividad y un plan estratégico creíble se convierte en superstición o actos para alumbrados. Recordemos a Hitler y sus acólitos donde terminaron. Cuando se hace lo contrario es autoconfianza.

Lo cierto es que en la vida a veces nos encontramos con tragedias humanas contra las que no podemos combatir.  Estos casos se hacen duros y se vuelven más grandes que nosotros.

Cuando nos sintamos tentados a tener fe o sueños de grandeza, no debemos bloquearla. Tengamos toda la del mundo….pero en nuestras tareas, en nuestros esfuerzos, en nuestra creatividad, en nuestras estrategias, en nuestra perseverancia, en nuestra inteligencia, en nuestra dignidad….en nuestros objetivos viables y concretos. Nunca en fantasías y proyectos macabros de enfurecidos iluminados. No busquemos aumentar nuestra fe en nuestras metas u objetivos. Busquemos en mejorar nuestros deseos o metas, y con ello aumentaremos nuestra fe.

                                            JMLM del NW

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: