LA “PARANOIA”, ENFERMEDAD DE MODA Y MUY ABUNDANTE EN ESTOS MOMENTOS DE PENURIA ECONÒMICA EN LAS AUTOESCUELAS

En estos tiempos que la paranoia abunda por todos los lados; generalmente, sin importar el lugar donde se encuentren las personas que la padecen, en todos los sitios se desarrolla y tiene los mismos resultados, dado que es una forma de funcionar y vivir.

El personaje de estas características (el paranoico), no suele confiar en los demás; cuando sabe menudencias o chorradas de las personas “objetivo” las utilizará, sin consideración y recato, en su contra. Dicen una cosa pero, en realidad, quieren decir otra. Suelen atacar a las personas que envidian por motivos interesados y ocultos que todos sabemos. Si tienen oportunidad, atacan sin consideración a los que consideran sus víctimas. Es necesario estar siempre en guardia o atención contra ellos. Son muy peligrosos y desconsiderados.

Ser crédulos como para ignorar que en nuestra profesión, lamentablemente, existen actos y acciones mal intencionadas, puede no ser beneficioso para nuestro sector de docentes de la seguridad vial. En parte, ser desconfiado es útil, funcional e interesante cuando el contexto así lo requiere. Es más noble equivocarse alguna vez que desconfiar siempre. Sin embargo, si una persona desconfía porque siempre cree ver intencionalidad en las personas y sus acciones,esa “desconfianza” indica acercamiento a la “paranoia“.

Los “paranoicos” achacan o imputan intenciones malignas o maldades en el comportamiento de los que tratan de descalificar. Creen que esconden algo para lastimar o así lo inventan para justificar sus acciones. Suelen se coleccionadores y buscadores de mentiras. Levantan murallas para que los demás se queden fuera. Viven en un estado de “atención” o “alerta” continua o permanente; escudriñando todo en busca de motivos para degradar a sus adversarios. Los halagos u elogios les generan sospechas. Observan cualquier signo que puedan creer que es un engaño, porque consideran que todo lo malo viene de los que creen sus opositores o enemigos. Decía Juvenal: <<Confiar en todos es insensato, pero no confiar en nadie es una torpeza>>. Atacan con agresividad cuando se ven amenazados. No tienen el sentido del humor y suelen ser fríos y calculadores. También, autónomos e independientes, no les gusta pedir nada a nadie. Interpretan las buenas acciones de los demás como humillantes. No tienen intimidad con nadie.

Los “líderes paranoicostemen ser perjudicados y creen vivir bajo regímenes de amenazas. Es de forma inconsciente, es su rasgo de personalidad que los lleva a pensar que los van a perjudicar. Siempre están a la defensiva y son individualistas. Todos deben depender de ellos ya que son los líderes indiscutibles, no delegan en otros.

Generalmente, todos tenemos porciones o dosis de confianza y desconfianza; que se manifiestan a través de la “empatía” o la “antipatía” hacia otras personas. Si tenemos o deseamos liderar mucha gente, lo más lógico es realizarlo a través de la muestra de metas y objetivos. Si el grupo es pequeño, mejor es emplear el método de la empatía, en sentir lo mismo que siente el otro u otros, ya que la empatía crea un vínculo importante y fuerte con los demás, ya que se sienten comprendidos y apoyados, que es una característica humana de lo que se llama “interacción” con los otros. Y como somos seres que vivimos en grupo, tendemos a ser empáticos. Todos tenemos esa capacidad desde que nacemos y desarrollamos a lo largo de la vida. La falta de empatía, produce aumentos de maldad que es lo que ocurre desde hace tiempo en nuestro sector.

El mayor daño que nos producimos es cuando se rompe la confianza en las relaciones, que es lo que le pasa a muchos de nuestros compañeros inducidos por otros en estos momentos de penuria económica y como consecuencia de una interminable huelga. Muchas veces, lo que se construyó e hizo en muchos años con buena fe y por el interés de todos, por falsedades y mentiras  de “algunos” con interese espurios se derrumba en unos minutos. ¿Cómo saber en quién confiar? o ¿Cómo conseguir que se confíe en las organizaciones mayoritarias?

La solución o confianza inteligente  será decir: <<confía pero verifica>>. Eso significa la necesidad de ser cauteloso, vigilante y reservado en todas las actuaciones. Aprender a administrar y calibrar nuestras emociones y saber  cuando nuestras actuaciones son las acertadas o inconvenientes. Y, lo más importante, si tenemos unos “paranoicos” cerca de nosotros seamos claros, pongámonos límites y seamos coherentes con nuestras acciones y nuestras expresiones.

                                                          Breogán del NW

 

 

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: