EL QUERER Y PRETENDER SER ACTOR EN LA ESCENA DEL MUNDO…Y…NADA

Hay cantidad de aprendices de actores que solo buscan los aplausos de los demás y , al final, todo es paja, torpezas, vaguedades, indeterminaciones, sólo ganas de protagonismo y creerse que han hecho algo y, la realidad es que no han hecho nada.

Buscan siempre llamar la atención con gestos, charlatanería y excentricidades de cómicos de circo. Pretenden en todo instante ser el centro de atención. El “protagonismo absoluto” es el aire sin el cual no pueden vivir. Llaman la atención por sus gestos y aspecto exaltado. Les gusta y encanta ser el alma de las fiestas y reuniones, como los alumnos que siempre interrumpen en clase y quieren impresionar al maestro.

Tienen siempre ganas del aplauso y reconocimiento  de los tontos que les rodean. Si consideramos la vida como el “gran teatro del mundo“, los “histriónicosson los grandes actores y los demás son público que debe alavarlos. Sin considerar las inteligentes palabras de Woody Allen que dijo: <<Los mosquitos mueren entre los aplausos>>. No pueden vivir si no hay gente mirándolos y ensalzándolos. Los aplausos tienen que ser unánimes, de lo contrario se deprimen y sufren. A pesar de toda la admiración que puedan recibir, en su interior tienen creencias muy negativas sobre si mismos.

Los “histriónicos” hablan mucho, pero con su palabrería y frases grandilocuentes dicen poco o nada, son superficiales, intentan ser seductores y sociables, siendo expresivos con descaro para llamar la atención. Sus conclusiones son simplistas, globales y además imprecisas. Llaman la atención por su aspecto exaltado y sus dichos intrascendentes. Recientemente hemos visto uno en la Asamblea General de CNAE en Jeréz. Al final se creyó un valiente y un héroe, con una actuación de pena…ya que no dijo nada razonable y coherente.

Cuando tienen alguna “actuación” circense o de teatro, hablan más rápido de lo que piensan. Actúan por emoción o intuición. No pueden teorizar ya que todo es intuitivo; por eso, no pueden planificar objetivos a largo plazo.

Estos personajes carecen de “empatía, los “otros” no existen para ellos, porque los  consideran simplemente, público, observadores, no personas, más bien bultos en la sombra. Confunden la atención con la intimidad, con poco mundo interior para compartir, más bien son vacíos. Pasan de una relación a otra  y cuando no son el centro de atenció sufren ansiedad y depresiones.

No tienen “autocrítica“, son infalibles. Tienen cambios emocionales en breve tiempo, pero no pueden ver el vacío que existe detrás de su pretendida imagen de triunfadores.

                                                            Breogán del NW

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: