LOS AUTOMÓVILES, EL PROGRESO… Y LA EDUCACIÓN Y FORMACIÓN DE LOS CONDUCTORES COMO PILARES DE LA SEGURIDAD VIAL Y LA MOVILIDAD SOSTENIBLE.

Los automóviles se han convertido en algo más que un medio de transporte y expansión de los medios sociales y de comunicación que debemos tener en consideración. Son el símbolo y estandarte de una nueva sociedad, nuevo sistema y estilo de vida, que en la actual civilización de innovaciones y de creatividad, sería impensable sin la compañía y servicio de estos vehículos. La economía que practicamos, los valores, la cultura, los conceptos de distancia y tiempo, los patrones de conducta de los ciudadanos, las relaciones humanas, los intercambios comerciales y culturales, los avances tecnológicos y el propio concepto de “ciudad” están estrechamente ligados a estos vehículos de motor, que han sido, son y serán fuente de progreso, riqueza y cultura, aunque en el futuro surjan los vehículos autónomos con supuesta y pretendida ausencia del conductor.

El “factor humano” en el tránsito, seguridad vial y movilidad sostenible; la educación en todos los aspectos y el mismo modelo de vida de todos los países iberoamericanos nos han llevado a unos anhelos o deseos de realizar cosas que a veces rebasan incluso lo que podrían ser las libertades. Es lógico que en unos países donde la juventud vive más de noche  que de día siempre que puede, consume drogas y alcohol, motivo por el cual les marque unas ganas de transgredir las leyes y las normas establecidas.

Los siniestros en el tránsito, según la OMS, son la primera causa de muerte que afecta a los jóvenes y, junto con el cáncer y enfermedades cardiovasculares, se han convertido en el mayor problema de salud pública con el que tienen que enfrentarse las sociedades modernas en pleno desarrollo, hasta tal punto de haberse convertido en una pandemia” insostenible.

¿Qué tenemos que hacer con esta variedad de problemas que surgen en el tránsito? y, sobre todo, ¿Cuál es la verdadera causa que provoca estos siniestros viales?, con lo que tendríamos una explicación de los muertos y heridos que salen a la luz pública todos los días. ¿Empleariamos como único medio educativo y atenuador de estos males: la sanción? Con el máximo respeto, creo que sancionar a un ciudadano ignorante, mal informado, educado y formado en temas viales, es un pecado grave de difícil redención.

Es necesario y preciso, decir y señalar que los factores implicados en los siniestros de tránsito, son variados, muchos y complejos. Las causas de la “inseguridad” en las vías públicas hay que tratar de encontrarlas en los cuatro elementos que componen el sistema del tránsito: el diseño y estado de conservación de las vías, los vehículos y su mantenimiento, la normativa y señalización de las vías, la vigilancia policial de las mismas y, finalmente y más importante, las actitudes, comportamientos y valores de los conductores, acompañantes, peatones y ciclistas que transiten por las mismas.

Considerando el comportamiento humano, como el factor más importante y determinante en el tránsito por las vías públicas, debemos reflexionar y meditar sobre otros dos factores importantes que deben ser motivo de preocupación: la señalización y la tecnología aplicada.

En lo referente a la señalización, los conductores tienen en ellas, con el acompañamiento de las normas viales, uno de los elementos de orientación y factor importante al llegar a la “toma de decisiones“. Los problemas que han encontrado los investigadores del comportamiento humano sobre este tema, es que descubrieron en las señales, que apenas existen o son inadecuadas y, peor, la ignorancia de los conductores  en la interpretación de las mismas dado que en su periodo formativo fueron “memorizadas para superar el examen, lo que hace que poco a poco hayan perdido valor para los conductores, e incluso la ignorancia de las mismas.

En el futuro será muy importante, mi apreciado Andoni, construir coches muy inteligentes que aprecien las señales y respeten las normas  y, posiblemente, sean autónomos ( veremos a quién se le aplican las sanciones por el incumplimiento de las normas y señales) y más próximo “conductores inteligentesbien formados y educados (una utopía con el actual sistema de exámenes y formación de conductores).

Todas cuantas medidas que vengan y que, posiblemente, reduzcan los siniestros viales serán meritorias y dignas de consideración. Pero las preguntas que nos hacemos los ciudadanos reflexivos y que no pensamos ni actuamos para la galería o conseguir el voto como los políticos, ¿serán suficientes?, ¿van a ser eficaces? ¿cuáles creemos que faltan? Esta es la cuestión a ver y dilucidar.

En verdad, que contestar a estas tres preguntas supone un dilema, puede ser una conclusión deseable que resulte paradójica e indefinida, pero tratemos de conseguir  y afrontar el reto.

Parece excelente vigilar,controlar, verificar, concienciar,aumento de controles policiales, limitar velocidades…pero para “reeducar“, primero se tiene que haber informado, educado y bien formado a los ciudadanos en: actitudes, comportamientos, valores y sociedad y convivencia  en las vías públicas.. Estos serían los buenos cimientos para que el edificio de la Seguridad Vial y Movilidad Sostenible sea sólido y fiable, no construido a base de parches y remiendos intrascendentes. Deben ser más importantes las “actitudes” que las “aptitudes” de exámenes poco fiables. Las primeras van enraizadas en la mente humana, las otras , ya sabemos de que forma se obtienen.

Sin duda alguna para: “REEDUCAR, PRIMERO SE TIENE QUE HABER EDUCADO”

José Manuel López Marín

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: