LAS “VERDADES” Y LOS “PRINCIPIOS MUNDANOS Y RACIONALES” PARA CONVIVIR CON LOS DEMÁS

Hace años cuando estudiaba en tierras mañas un compañero muy sabio me dijo: <<Para estar bien contigo mismo tienes que decirte la “verdad”; para estar bien con los demás, ni se te ocurra decirla>>; práctica y tarea muy habitual de un compañero de la Bética, de la zona de los buenos, exquisitos y olorosos vinos.

Suerte tenemos en que en algunos momentos importantes de nuestra vida sabemos mentir; los que no sabemos hacerlo, podemos tener problemas por este motivo, ya que somos capaces de decirle a un compañero charlatán, cortito e histriónico, que se exaltó en una Asamblea General y, que acababamos de conocer: <<Eres un charlatán de feria vacío, que gesticulas mucho pero no dices nada>>. Lo peor es que regresó con sus acólitos, convencido y autocreyéndose que había obtenido una victoria como Cayo Julio Cesar Augusto en su entrada triunfal en Roma después de la Guerra de la Galias, sin darse cuenta que había conseguido hacer el perfecto ridículo.

De vez en cuando necesitamos crear alguna bola, trola, trápala, embuste o mentirijilla, simplemente porque vivimos en un mundo que no es perfecto y con abundancia de soñadores, idealistas y mentirosos. No estamos todo lo maduros que desearíamos ser y nos cabreamos o enojamos con facilidad, nos ponemos absurdos e incoherentes, nos enfadamos y tenemos toda una miríada de reacciones neuróticas, que se aprecian o califican como normales.

Si somos verdaderamente inteligentes, flexibles y a la vez listos, nos daremos cuenta de que es una estupidez y contraproducente decir toda la verdad y nada más que la verdad en todos los momentos de nuestra vida. En este sentido, a la hora de negar una cosa, bienvenidas sean la “trolas” o “mentirijillas piadosas” ya que alivian y dulcifican a quien las recibe. La “gente retorcida”, prefiere una negativa indirecta e indefinida antes que la verdad en la propia cara, ya que hace mucho daño.

Otro de los principios mundanos y racionales que no debemos exigirnos a nosotros mismos, ha de ser como la falta de la verdad; así que recurramos a “trolillas piadosas de Santo” que produzcan tranquilidad para nuestro cuerpo, alma y mente. En la mayoría de los casos, los otros se imaginarán que la verdadera razón es otra que la manifestada; pero que preferimos mentiras suaves  que a la verdad dura que a veces hacen mucho daño. En muchas ocasones,  el desdecirse no es tan malo y es una muestra de arrepentimiento y sinceridad.

Desdecirse” no es un “hábito” o una “costumbre” muy aconsejable. Sin embargo existen excepciones.

Tal vez por nuestra dificultad de negar las cosas,  hayamos accedido a un sistema que no nos apetece o gusta. Lo aconsejable es escribir un mensaje con una excusa y echarse atrás con la conciencia serena y tranquila. Es posible que se enfaden ante el cambio de actitud, pero la vida es así de insegura e imperfecta. Siempre podemos equivocarnos y rectificar, es cosa de sabios y gente prudente. Muchas veces cedemos ante la pesadez de determinados compañeros pelmas y amigos, por lo que conviene que se les envíe un menaje deshaciendo los compromisos surgidos o adquiridos por la pesadez contundente y constante de algunos que consideramos compañeros o amigos.

Por eso, en muchas ocasiones, aunque sea mejor negar o anular la petición o compromiso, nos vemos en situaciones en las que es mejor “retraerse” o “recular“, así podemos afinar nuestra capacidad de poner excusas  y desdecirnos de forma honorable,educada y clara de lo pactado. Si son racionales, inteligentes y sensatos los miembros del “compromiso pactado” entenderán nuestra maniobra. Si no, será un problema para ellos y una cuestión de relajarse y comenzar a contar enanos en todos los sentidos.

En ningún momento, por muy parecido que sea, me refiero al “pacto” habido entre la Adminisración y los funciomarios “evaluadores de exámenes de Tráfico”,solo es una coincidencia.

José Manuel López Marín

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: