NUESTROS SUEÑOS Y DESEOS COMO PROFESIONALES DE LA FORMACIÓN VIAL Y LOS ANHELOS DE CONSEGUIRLOS


Normalmente todas las personas y todos los profesionales anhelamos ver cumplidos nuestros deseos y sueños. El problema está en que no siempre se logran o cumplen los buenos deseos. Ahí comienza la frustración de muchos soñadores o cabezapensantes. A veces ocurre que nos sacrificamos realizando demasiadas cosas y “algunos” gozan colocándonos palos en las ruedas y, los logros no son los que esperábamos. De eso tenemos experiencia los que siempre hemos trabajado en conjunto con ilusión por el bien común y, a veces, se han tergiversado,satirizado y satanizado nuestros trabajos.  No nos olvidemos que Caín mató a Abel por envidia. Sin embargo, nuestros sueños y proyectos nos harán marcar la diferencia, nuestros sueños nos llevarán a la acción, al éxito y al reconocimiento de aquellos que saben ver y apreciar nuestro trabajo. A los otros dejémoslos navegar a su guilladura por esos mares inmensos y tenebrosos camino de su descalabro en cualquier acantilado.

En el día a día observamos  que existen otros compañeros a los que les va mejor que a los demás y ese resultado diferente no debemos envidiarlos, más bien alabarlos; tampoco se debe a que esas personas o compañeros sean mejores, sino que hacen las cosas de otra forma distinta a la nuestra y a tener en cuenta. El secreto está que los profesionales/compañeros  con éxito solo piensan de manera diferente a los que no lo alcanzan. Con otras palabras, significa que : <<si hago lo que ellos hacen, debo obtener los mismos resultados que ellos obtienen>>. Para ello, necesitamos descubrir qué es lo que les funciona y les produce buen rendimiento, para incorporarlo con humildad a nuestra vida, profesión, proyectos y sueños  Esa es la cuestión.

Uno de los secretos y realidades a tener en cuenta en las autoescuelas, es que no tenemos que trabajar más horas, sino dar una enseñanza de calidad y producir mejores resultados, con una compensación económica proporcional al buen trabajo realizado. Tengamos en cuenta que en las empresas/autoescuelas se debe pagar más por buenos resultados que por horas trabajadas de baja calidad. Porque se puede tener mucha “actividad” pero pocos logros y resultados, como les ocurre a los depredadores del sector. Sabemos que el éxito no viene por suerte  ni por casualidad; al éxito hay que diseñarlo y programarlo.

¿Hemos pensado en algún instante de nuestra vida de un límite o del fin, a un punto donde  nos paramos o estancamos, donde por causas externas y ajenas a nuestra voluntad, como ya hemos sufrido recientemente, pensamos que se nos extinguían las fuerzas y ganas de trabajar y que no valía la pena seguir en esta profesión de formadores viales, aunque en nuestro interior sabíamos  que ese no era el lugar donde queríamos estar y teníamos un profundo sentimiento que deberíamos seguir adelante?

¿Cómo darnos cuenta de la clase o tipo de vida que estamos llevado? ¿Nos agrada? ¿Estamos contentos? ¿Cuándo sabremos si tenemos realmente el control sobe ella? ¿Cómo saber si nos encontramos bien, satisfechos y orgullosos de nosotros mismos?

La respuesta adecuada, convincente y que podría convencernos es: <<Cuando el grado de satisfacción con nosotros mismos se proporcional a la sensación de estar controlando nuestras vidas y nuestras emociones>>

                                                                 J.M.L.M. del NW

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.