Sr. Director General de Tráfico nunca se olvide que la virtud es la razón perfeccionada…esperemos se tenga en cuenta en la nueva ley tránsito


Las “emociones” en la conducción de los vehículos automóviles plantean una posible división  entre “emociones en general” y “emociones en el tránsito” u otros ámbitos, y, por tanto, las correspondientes investigaciones en torno a ellas puede ser que no sean las correctas.

Por lo que no se puede olvidar que el sendero o camino de las emociones y la conducción es una trayectoria de doble sentido.

Sin duda alguna, el ámbito del tránsito genera “emociones“, tanto por la actividad en general o motivos que tratamos o intentamos satisfacer cuando conducimos, como por las circunstancias especiales y específicas que pueda tener en un instante dado, como pueden ser: atascos, malas maniobras e imprevistas de otros conductores, condiciones climatológicas y meteorológicas, etc..

Pero también trasladamos al ámbito del tránsito nuestros “estados emocionales“(según Andoni) que surgen y se mantienen por aspectos y situaciones totalmente ajenos al mismo. Así, nos encontramos con conductores estresados en sus labores o tareas cotidianas, otros reprimidos y tristes en sus relaciones personales…etc.

Así que las cosas o problemas no se presentan tan sencillos, y consecuentemente se hace muy difícil aislar tantas y diversas variables que de una forma u otra controlan el “comportamiento“, con el objetivo de llegar a condiciones indiscutibles.

Existe una gran preocupación tanto en los expertos en la formación/educación vial y la propia ciudadanía, así como en los investigadores viales en controlar todos los problemas que se deriven y acciones que sirvan para prevenir los siniestros en el tránsito.

De las conclusiones de todos ellos se llega a que:<< … existe una gran necesidad de potenciar la Educación y la Formación Vial, como estrategia para mitigar esta problemática  en la “conducción de riesgo de los conductores noveles” y los siniestros en el tránsito relacionada de forma específica tanto con la conducción como con las incidencias derivadas de la misma>>.

Pero también es obvio o de conocimiento  que la Educación y la Formación Vial no solo deberían  y deben ser instrumentos para atenuar la agresividad en la conducción que practica mucha gente joven, sino que también pueden ser útiles para abordar muchos otros factores relacionados con la siniestralidad vial y, por tanto, para mejorar la salud pública.

En recientes declaraciones del Director de la DGT, parece y se vislumbra que va a caer el óxido que existe en esa digna institución de la Administración, reconociendo la existencia de unos exámenes totalmente obsoletos, rancios y desnortados, pero aún es más importante que manifieste el valor y la significación que tiene o debe tener la formación de los conductores en el “aula” de las autoescuelas, el alcance y la estimación  que debe tener el “profesor de educación/formación vial”,como comunicador, formador, educador y “transmisor de conceptos” para prevenir los riesgos viales. Esperemos que sea mediante “ciclos de asistencia obligatoria“, con desarrollos de programas “lógicos” y “racionales” con una extensión diseñada y determinada, a la vez, “cuantificada en tiempo” por la Administración tanto en teoría como en la práctica, y “controlada la asistencia de los alumnos” mediante sistemas bionétricos o similares para dar seriedad al sistema y no surja de nuevo el “mercantilismo“, el descrédito de esta enseñanza con sistemas “low Cost” o similares.  Las autoescuelas en sus actuaciones y asistencia a la ciudadanía para prevenir las “incidencias viales” tienen que ser rigurosamente “necesarias” para enseñar a conducir y no para obtener el permiso de conducir, cuestiones bastante diferentes. La formación teórica, madre del sistema, aparte del desarrollo de buenos programas debe ser bien complementada con sistemas de “realidad virtual” y “simuladores para la prevención del riesgo”. Lo demás son milongas de ferias y mercados jerzanos.

Desafortunadamente, aun nada ha sido suficiente hasta el momento para alcanzar el objetivo o meta: << que nadie muera o se lesione en las vías públicas>>. Así con la intención, pretensión y empeño que muestra nuestro Director General de Tráfico de buscar utilidades sociales en todos lo pasos que damos para conseguir el bien común; esta nueva singladura que parece que se pretende sin darnos cuenta después de la tormenta de la molesta y desagradable “huelga“, puede marcar nuevamente la dirección de nuestra pretensión de ser útiles a la sociedad civil, abordar y ser colaboradores en la problemática de los “siniestros en el tránsito”, justamente como educadores y formadores del grupo importante de los jóvenes que aspiran a demostrar sus actitudes y comportamientos para conducir por las vías. ¿Y por qué los jóvenes? Porque ellos constituyen  un grupo extenso y holgado reconocido y declarado de “amplio y dilatado riesgo“, donde se conjuga y concatena la “juventud” con la “inexperiencia“, que es y ha de ser, por su inminente o reciente participación en el sistema del tránsito, un grupo objeto de la buena educación y formación vial. Además, este grupo pese a que su debut en el mundo del tránsito no ha sido lo suficiente  exitoso que nosotros hubiésemos querido, son los grandes olvidados desde el punto de vista de la educación y formación.

La virtud es una especie de salud, de belleza y de buenas costumbres del alma. Me gustaría que el Sr. Serrano, en esta ocasión, acertase en sus proyectos y decisiones, y pudiéramos recordarlo siempre, como el Director General de Tráfico más virtuoso en sus acciones por el bien de la Seguridad Vial y la Movilidad Sostenible, por tanto, de la formación/educación de los conductores.

                                                    José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.