LA “VELOCIDAD”, SU USO INADECUADO Y SU REPERCUSIÓN EN EL USO DE LAS VÍAS PÚBLICAS

Siempre científicos, expertos, las víctimas de los siniestros de tránsito y la ciudadanía en general han considerado la relativa importancia que podía tener la “velocidad” como origen y causa de las “incidencias graves en el tránsito“de vehículos automóviles.

La “velocidad excesiva” unas veces e “inadecuada” en la mayoría, tiene no solo el agravamiento de las consecuencias de los siniestros, sino que son directamente el “origen· y causa” de los mismos.

Pensemos por un momento y analicemos la relación que existe entre la velocidad, la frecuencia de incidencias en el tránsito y la gravedad de las lesiones, así como de la importancia de adecuar la velocidad a las circunstancias del entorno, climatológicas y seguridad del conductor, ocupantes y otros usuarios de las vías; también al diseño, trazado y construcción de las mismas; la cantidad de tránsito; de las condiciones y estado de los vehículos; condiciones y estado de los conductores para el uso de los automóviles y tomar en consideración y como base estudios internacionales sobre esta materia que han centrado su atención en la velocidad como “factor de riesgo“.

Sin duda, el “riesgo de siniestro” existe desde el instante en que un vehículo se pone en movimiento, y aumenta a medida que se incrementa la velocidad, y no lo hace de forma lineal, sino exponencial, ya que la velocidad es un “factor amplificadorde cualquier circunstancia adversa que se produzca durante la conducción o manejo del vehículo; desde la maniobra realizada por otro vehículo hasta la más mínima distracción sufrida por el propio conductor. De la misma forma,  el “riesgo de siniestro” crece notablemente si aumenta la diferencia de velocidad entre diferentes usuarios de la misma vía, por tanto, si queremos un sistema de tránsito eficaz y seguro, no solo se deben establecer límites de velocidad seguros para todos los usuarios de las vías públicas, sino que también se ha de “vigilar y controlar” bien, que todos cumplan dichos límites, dado que sólo un pequeño número  o porcentaje de infractores puede crear un “punto débil” o “negro” en el sistema, que anule en el sistema el funcionamiento ágil y seguro del mismo. Por lo que tenemos y debemos repasar todas aquellas medidas que han demostrado ser más eficaces y efectivas para fortalecer y reforzar el “cumplimiento” de los límites de velocidad establecidos y ,por tanto, de las normas y la señalización de las vías, así como las posibilidades que la tecnología innovadora y creativa abre en el presente y en un futuro próximo. Salvo los “valores tóxicos” que pueda introducir y divulgar el ínclito, inteligente, listo y “sabelotodo charlatán” de la “universitaria” granadina.

                                             José Manuel López Marín

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: