¿Somos conscientes de la energía potencial que tenemos y el mal gasto de ella que hacemos con “algunos”….?


En este mundo que vivimos, las discusiones  con algunos “inútiles charlatanes engreídos”, perder los nervios, entrarles al trapo, estar expuestos a ambientes tóxicos y negativos, escuchar quejas constantemente irracionales y faltas de verdad por gente de “diversos y conspicuos intereses”, estar pendientes de lo que no tenemos, esperar utopicamente que las personas cambien, etc…todo eso, supone una pérdida de “energía potencial y cinética” de nuestro cerebro muy importante para nuestros cuerpos soberanos y serranos  que llega a debilitarnos sin darnos cuenta en todos los sentidos, bien sea emocional como físicamente.

No perdamos el tiempo leyendo las “mamonadas” y acusaciones insidiosas “machistas” del zopenco, deshonesto, impúdico e infame vocero “universitaria” de Granada, llenas de falsedades y mentiras, ya que mermaría nuestra inteligencia y dignidad, así como las de “otros” que no saben perder y recurren a la vileza y bajezas que no tienen nombre (escuchas ilegales y amañamiento de las mismas)  y ocultan su cobardía infinita en el “anonimato” con la intención de desprestigiar y así conseguir sus fines anhelados de avaricia y codicia (concesión del Prmiso por Puntos, solo para ellos). Me refiero a todos aquellos que tiran la piedra y esconden la mano, que hay muchos y de diversos colores. A ésos que se arrogan una representatividad que no tienen, que son “emperadores en decadencia“,que en tiempos chuparon dineros de la Administración y Sindicatos hasta lo intolerable e indecible con sus artimañas y amiguismo, que tienen la gran cara dura y se presentan ante todo un ministro Zoilo o la DGT con un 0,001% de representación del sector de las autoescuelas y, además, tienen el atrevimiento, descaro y valor de hablar por todos sin aportar nada que no sean sus propios intereses; los que decía el “inolvidable Palacín”, representantes de asociaciones de “sello de caucho” o de “papel” y nada más; ambiciosos y ruines que solo buscan sus intereses mezquinos y deplorables con cara de santos y golpes de pecho en acto de contrición.

Conectemos con nuestra energía interior, con aquello que realmente nos motiva, con la profesión que amamos, con lo que verdaderamente nos hace vibrar tratando de encontrar el bien común para todos. Reformemos todo aquello que razonablemente sea cambiable sin escuchar cantos de sirena venenosos. Hablemos con todos nuestros compañeros sensatos que busquen el bien de la formación vial y una productividad equilibrada, razonable, prudente y juiciosa para nuestras empresas, que nos permita vivir. Olvidémonos de los “santones” y “gurús”que abundan como los hongos en estos momentos y de sus disparatados y cansinos sermones; de los que se aprovechan de forma “engañosa” de  Fundaciones Universitarias de reconocido nombre para buscar sus lucros personales, confundiendo a muchos de nuestros compañeros que desconocen la “carnada” y pican el anzuelo o caen en sus mafiosas redes.

Alejémonos de todo aquello que nos apaga, de todos aquellos que no son sensibles y no aprecian lo que hacemos u ofrecemos. Elijamos libremente y de forma inteligente  dónde nos metemos, a quién debemos escuchar y a quién contarle nuestro verdaderos problemas, disfrutemos intensamente de lo que hoy tenemos en esta vida y mostremos gratitud por todo lo que estamos viviendo porque deseamos y pretendemos un mañana mejor, más seguro, con mejores luces y sensibles horizontes.

Constantemente deseamos y debemos estar conectados con otros profesionales; nos relacionamos y coactamos todo el tiempo sin ser conscientes de sus pretensiones y actuaciones, creyendo que pueden ser honestos, y sin querer, de forma leal y sincera, aportamos nuestro granito de arena para lo que consideramos causas nobles y en beneficio de la profesión. Luego descubrimos que fuimos miserablemente engañados. Todas fueron patrañas y mentiras de los “listillos de siempre” de este sector, que van a la “bola” que les interesa a ellos y los demás al carajo; son los que tratan de engañar con Asociaciones u organizaciones “fantasma” solo para su uso personal, ganas de protagonismo, poder y ansias de representación.

Cada día, la mayoría de nosotros, generamos y consumimos una energía para tratar de vivir dignamente. Pero si no es bien gestionada, nos quedaremos sin ella para lo que realmente nos interesa e importa, ser buenos profesionales y enseñantes, no vendedores de permisos de conducir.

Estar en esta vida y en esta profesión de la formación vial sin ser conscientes  de la energía que perdemos es como tener la calefacción de nuestra casa a pleno rendimiento en la intensidad del invierno con las ventanas y puertas abiertas.

No olvidemos nunca que:<<La ignorancia es una de las principales causas del sufrimiento de la humanidad“>> No deben afectarnos las opiniones de los demás como antes, a que existen muchos charlatanes estúpidos de nacimiento, ni sentirnos ofendidos cuando injustamente alguien nos eche algo en cara que no es cierto. No debemos sentirnos inferiores u ofendidos cuando algún cretino trate de corregirnos o criticarnos. Y, en definitiva, dejemos de sufrir el “victimismo” y empecemos a reconocernos como unos verdaderos responsables profesionales de la formación vial. Cuando te comprometes  con lo que realmente amas y deseas, recibirás la ayuda necesaria de la gente de bien y la sociedad en general.

                                                                JMLM del NW

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.