LOS PROBLEMAS EMOCIONALES DE LOS JÓVENES ESTUDIANTES….

En estos días estoy analizando y tratando de comprender los problemas que tiene un nieto mio para estudiar, cuando lo considero inteligente y con capacidad para estudiar y conseguir éxitos. Hasta el momento en los colegios que estuvo tenía diferentes problemas emocionales que le mermaban su “autoestima“. Le estamos proporcionando un “refuerzo particular” con la buena intención que cambie de “actitud“. Depositamos nuestra confianza en una profesora que trabaja con chicos de 14 a 18 años que necesitan algún refuerzo. En nuestro caso creo que hemos acertado con la docente, ya que está realizando unas acciones y tareas muy acertadas que estimulan a mi nieto a trabajar y coger el camino del bien y cada día se nota su progreso. En el 90% de los casos el “refuerzo” que necesitan es “emocional”. Son jóvenes que podrían sacar buenas notas, porque no tienen problemas de comprensión. Simplemente, no quieren y no entienden porque tienen que ir al Instituto y menos estudiar. Prevalece el surf y otro juegos a los estudios. Las abuelas siempre encubridoras dicen que: <<son cosas de la edad>>.

Muchas veces, me pregunta con entendimiento por qué tiene que aprender tantas cosas. Sinceramente,  lo comprendo y disimulo para no darle una respuesta consistente ni la razón, porque veo que tiene necesidades de aprender a gestionar sus emociones, que es más importante  que aprenderse  de memoria un montón de años y nombres de batallas de la historia.

Veo que necesita comprender  y ser legitimado. Necesita que se le haga caso, se le tenga en consideración y le expliquen todo aquello que no tiene sentido para él. Estos muchachos necesitan modelos y patrones de éxito para tomar como ejemplo e imitar.

Normalmente y en estas edades se preguntan ¿Qué sentido tiene lo que hago? Para cualquier adolescente es fundamental entender  ¿para qué? pregunta clave para encontrar la motivación.

Los padres son los principales y primeros prescriptores en la educación de los hijos, por lo que es muy importante “educar a los padres”  y a los “educadores” para que puedan ser ejemplos y modelos de referencia para los jóvenes.

Si nosotros como adultos tenemos dificultades para gestionar nuestras emociones, para hablar de amor y cariño, si dudamos de nosotros, si nunca hemos revisado y actualizado nuestras creencias, es necesario y muy importante que comencemos a hacerlo.

Cuando comiencen los “padres” a creer en si mismos, trasmitirán eso a estos jóvenes y esos serán los que gestionen el mundo el día del mañana de una manera diferente a como se está gestionado en estos momentos.

En estos tiempos difíciles y de poco acomodo para todos,  se observa a muchas personas completamente “inseguras“, que buscan el reconocimiento en los demás y que ven a sus semejantes como rivales, incluso a sus propios padres, porque en el fondo se sienten amenazados y olvidados por ellos. Creen que les van a arrebatar lo que es suyo. Cuando la realidad es que nadie hace sombra a nadie. Ninguna persona les va a quitar lo que es suyo. No todo el mundo quiere las mismas cosas.

                                                           José Manuel López Marín

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: