BRILLEMOS CON NUESTRO PROPIO COLOR, SERÁ LA FORMA QUE NOS ENCUENTREN TODOS AQUELLOS QUE SE ACERQUEN A NOSOTROS CON BUENAS Y SANTAS INTENCIONES


Cuando se brilla con el propio color, nos encuentran todos aquellos que nos buscan con buenas razones y serios argumentos, eso lo sabe y ha comprobado una colega mía de Sevilla.  En esencia, este es el gran secreto de la vida. Nada es más atractivo que ser “auténtico“. Cada uno de nosotros aspira a ser “auténtico” e “irrepetible” como Napoleón Bonaparte, no el de Adra. Para ello debemos descubrir nuestras esencias, pasiones, talentos, virtudes y disfrutar de lo que somos. La “autenticidad” no conoce competencia eso lo dice una inteligente compañera mía de Almería, que de eso sabe bastante. En una ocasión dijo Gandhi: <<Casi todo lo que hagas en tu vida será insignificante, pero es muy importante que lo hagas. Porque nadie más lo hará.>> Menos los “santones predicadores” que tenemos en abundancia por todas partes, pero más en la tierra del “ronquío” o cercanías de la Serra Nevada.

Nosotros, que somos la mayoría prepotentes, más aún “algunos” que conozco superlistos y apabullantes granadinos, creemos que nunca ha existido ni habrá nadie como nosotros. No existe nadie exactamente con las mismas virtudes, dones, aspiraciones y ambiciones que nosotros. Que haga las mismas cosas y de la misma forma que nosotros y, en definitiva, no puede existir nadie como nosotros. En nuestra humilde opinión en el mosaico de la creación no existen piezas demás. Cada uno de nosotros somo únicos e irrepetibles.

Por tanto,  como primera cuestión nos podemos preguntar o descubrir quiénes somos. Y no nos referimos a todo lo que hemos heredado, sino a descubrir qué es lo que nos apasiona o apetece, qué es lo que realmente hacemos bien, cuáles son nuestros sueños y pensamientos, nuestros talentos, nuestras destrezas y habilidades. ¿Qué es lo que realmente nos produce el clímax o hace felices?

En realidad somos personas altamente influenciables, primero por nuestros padres, después por nuestros amigos unos buenos y otros malos, por nuestros compañeros profesionales unos de buenos principios y otros venenosos/tóxicos, a los que no hay que hacer caso etc…Y vamos heredando y adoptando “actitudes“, la mayoría de las veces inconscientemente, de las personas con las que convivimos y compartimos la mayor parte del tiempo y nuestras tareas de enseñanza, realizando a  veces, incluso,  acciones que no nos gustan ni satisfacen, por agradar o hacer la pelota a determinadas personas o funcionarios. Por esa razón, a veces, no somos felices con la vida que llevamos o tenemos. Tal vez porque no nos hemos dedicado el tiempo necesario y suficiente para conocernos a nosotros mismos y saber  qué es lo que realmente nos hace felices de verdad y qué es lo que realmente queremos.

Una vez que sabemos quiénes somos, qué es lo que nos hace felices, cuáles son nuestros talentos y qué es lo que queremos conseguir en esta vida o profesión, el correspondiente paso es en convertirnos en las personas que hemos venido a ser.

Porque para pretender o alcanzar lo que deseamos, primero tenemos que convertirnos en las personas capaces o idóneas  de sostener los sueños que deseamos o queremos vivir. De hecho, veremos conseguidos y realizados nuestros sueños a la medida de que vayamos creciendo nosotros. Cuanto más crezcamos, mayor sera la abundancia  o cosecha que recibamos en nuestras vidas. Grandes sueños requieren grandes e inteligentes personas, nunca “tarugos” y “zoquetes charlatanes” vendedores de paja y malicias venenosas.

Cuando nos encontremos con nosotros mismos,descubriremos quiénes somos,para qué estamos en nuestra profesión o en este mundo, nuestras vocaciones, nuestras virtudes y dones de excelencia, lo que realmente nos hace felices o infelices,. Hagamos lo que hayamos venido a hacer y ocupar el lugar que nos corresponda, no encontraremos competencia. Esta surge o aparece cuando nos convertimos en la copia de alguien y nos somos creativos ni innovadores. Oscar Wilde dijo: <<Sé tu mismo, los demás ya están cogidos>>

                                                             José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.