LA CRiSIS EN LAS AUTOESCUELAS Y LA NECESIDAD DE UN “CAMBIO”

Estamos en tiempos en que todas son “quejas“, “protestas“, “injusticias“, “desigualdades económicas y sociales” y otras cosas que no tienen nombre y que son difíciles de reproducir y evaluar…Todos conocemos a algunos “impotentes“, que en estos tiempos abundan como los hongos y las malas hierbas, que siempre se quejan de su <<mala suerte en la vida>>, que <<siempre les pasa lo mismo>>, de que <<no son culpables de nada>>, de <<cómo los trata la sociedad y los demás>>… son “santos barones” o “descendientes de la bondad infinita e inmaculada“. Cierto es, que, no hemos nacido para ser víctimas  indefensas de nuestras circunstancias, sino para gobernar y manejar nuestra vida, para  como actores representar el papel protagonista, y sortear cualquier obstáculo que se presente hasta alcanzar todos y cada uno de los sueños y metas programadas.

Los “divinos” de la PLATAFORMA DEL CIELO,que todos conocemos, en todo momento “charlatanean” del <<poder del cambio>> para conseguir sus intereses. Pero todo cambio que no les cambie sus mentes tóxicas no es cambio, ya que no va seguido de verdades, claridad en actuaciones, ambiciones y obscuros o turbios negocios. Todo cambio que no cambie nuestra forma de pensar, tampoco es cambio. Tampoco podemos incorporar nuevas ideas si antes no hemos eliminado las viejas.

Sin duda, las autoescuelas están sumidas en una profunda crisis de valores, estamos como en una tormenta en el mar en un abandono de buque, ¡¡Salvese quien pueda!! olvidamos todos nuestros principios y entramos en una anarquía de “precios irracionales, nos olvidamos de nuestras tareas de enseñantes y entramos dentro de un mercantilismo sin principios y sentido,  donde somos culpables “todos” y le echamos la culpa al que mejor nos venga en gana, le tengamos antipatía manifiesta o tengamos alguna fobia, odio o rencor. La “sin razón” impera por todos lados y el barco comienza a hundirse, lo peor, sin tener la tripulación salvavidas.

La única manera de superar una crisis es hacerle frente y continuar adelante, aprender a trabajar de un modo nuevo y distinto. Hay que ir a nuevos escenarios, ya sean en el ámbito laboral, económico, social, etc….Lo más importante es comprometerse y asumir el “cambio”. El primero es el más difícil; los siguientes son más sencillos y menos duros. Taponar agujeros o remendar no sirve, ni cambia la situación ya viciada. Los “cambios” por muy pequeños que sean acarrean incomodidades y dificultades. Decía Gandhi: <<Si quieres cambia el mundo, cambiate a ti mismo>>

Tener la capacidad de “cambiar es tener unas dotes y un espíritu con capacidad de aprender y entender. La “humildades un concepto  que no entienden “algunos”, que, en general, no esta bien asimilado ni comprendido. Viene del latín “humus” (tierra) y es la capacidad de aprender, y no alardear  o presumir de saberes como hace algún prepotente granadino. La humildad se tiene con o sin dinero, con o sin profesión, con o sin poder, dado que es una “actitud” interna. Cuando ésta es verdaderamente sana estamos preparados para desenvolvernos fuera de la toxicidad que practican algunos; sabemos que cambios asumir y qué rutas sanas seguir y evitar las envenenadas o malignas.

Las virtudes más grandes son aquellas que más utilidad reportan  a otras personas (Aristóteles)

JMLM de Ferrol, que tiene playas, marisco y sol

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: