LA EXCELENCIA DE LOS PROFESIONALES DE LA ENSEÑANZA DE LA CONDUCCIÓN


La excelencia en los profesionales de la enseñanza de la conducción los convierte en personas de éxito, determinadas en su trabajo; no, como “algunos”, cargados con abundante charlatanería fácil, mentirosa, vacía y molesta; mientras que los primeros saben todo lo que hacen, todo lo que quieren y desean en nuestra profesión, hoy cargada de nubarrones obscuros e indefinidos, porque el lugar en el que hoy estamos no es nuestra llegada, sino nuestro lugar de partida hacia el cumplimiento de nuestros sueños. Todas las personas que consiguieron cosas notables en la vida, hicieron un esfuerzo mayor que el común para conseguir sus metas y por tanto trabajaron más inteligentemente que otras que sólo se han dedicado a criticar, embadurnar o deshonrar al prójimo, como un aldeano de Montefrío.

Existen muchos profesionales de la formación vial que viven posponiendo sus deseos y sus sueños porque tienen la fantasía de que otros cándidos los van a cumplir por ellos. Nuestra actitud tiene que ser en todo momento y siempre la de romper nuestros muros y techos, porque si no lo hacemos nunca llegaremos a conseguir nuestros objetivos y la realidad de nuestros proyectos.

Si nuestro deseo es superarnos y superar a nuestros competidores, no usemos los mismos modos  y estrategias que hemos empleado en el pasado dado que debemos ser más creativos e innovadores. Cuestionemos viejas creencias y estructuras de pensamiento del pasado, echemos los viejos y obsoletos modelos mentales que veníamos utilizando y comencemos a renovarlos. No nos cerremos en caducas normas  rígidas que limitan nuestra forma de pensar y actuar situando o colocando límites al resultado esperado.

No seamos escépticos  y pensemos que nuestra profesión tiene que cambiar, queramos o no. Los profesionales  y las autoescuelas que sobrevivan y prosperen no solo se anticiparan a esa revolución o cambio sino que lo moldearán y adaptarán a sus formas de conseguir una “enseñanza de la conducción de calidad.

Las autoescuelas o centros de formación vial se mueven lentas porque están “encorsetadas en estrategias tradicionales y antiguas de la DGT en el tema de exámenes de conducir, tanto en sistemas de evaluación como en procedimientos ya pasados de rosca y obsoletos y que no dicen nada de la aptitud de los conductores. El modelo futuro en las autoescuelas debe ser pequeño, veloz y rápido y, a la vez, muy flexible. Iniciar un negocio de autoescuela con preparación y verdadero espíritu empresarial crea principios y prácticas efectivas que luego pueden ser adoptadas por las grandes autoescuelas y consideradas por la Administración con una vigilancia de sus tareas de forma exquisita y EFECTIVA.

En nuestra profesión, lo vemos continuamente en los chat, existen muchos profesionales pasivos que no se dejan enseñar porque carecen de humildad. Son aquellos que presumen y qué saben  como arreglar nuestra profesión, creyéndose ganadores y salvadores (los divinos), los cercanos a Dios, saben de todo, pero nunca hacen nada. Suelen ser errantes  y vagabundos en ideas, nunca toman la iniciativa, las decisiones y la forma de actuar, son maestros de la mentira y la crítica. Como no son capaces de tomar decisiones, hacen como los avestruces se esconden debajo del ala y no se rebelan, ponen siempre excusas y viven postergados.

Los profesionales “activos” son siempre positivos, no son críticos ni mentirosos, siempre tiene expectativas de progreso y llegar a buen fin y obtienen sus logros deseados. Tienen “mente profesional” porque no se entretienen en vaguedades ni chismes y ver lo que sucede, sino que se entrenan para llegar a la meta y en lograr resultados óptimos para su autoescuela. Son unos profesionales inteligentes y sabios, siempre abandonan los lugares donde las cosas no suceden  para ir a donde son realidades. Tienen mentalidad de herencia, superación y llegar al éxito, y todas estas capacidades lo preparan  para ocuparse de lo que tiene valor en nuestra profesión, de la importancia de todas las actuaciones y de los que les va a dar buenos resultados. Saben que en nuestra profesión , lo más importante es invertir bien el tiempo para conseguir buenas cosechas y buenos resultados.

Preparémonos para nuestro futuro “cambiante” y abramos nuestras mentes  a la innovación, la creatividad y el avance de las nuevas tecnologías. ¡¡Lo mejor está por venir!! ¡¡Renovar quiere decir <<recibir algo nuevo>>!!

                                            José Manuel López Marín de Ferrol

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.