LA FORMACIÓN VIARIA : CREENCIAS, OPINIONES, METAS Y DESEOS


Muchas veces no llegamos a cumplir nuestros objetivos, porque somos rutinarios y siempre intentamos lo mismo  y de las mismas formas. Un profesional de la formación vial que tiene un sistema de creencias y opiniones cerradas, aunque tenga metas a conseguir e intente llegar a ellas una y otra vez, va a sentir la sensación que nunca llega a sus objetivos deseados y, por tanto, alcanza su frustración. o va a sentirse torpe.

¿Cómo hacer o podemos saber qué debemos realizar de manera diferente? Por supuesto, utilizando la “sabiduría” que algunos albergamos en nuestro interior. Somos o debemos ser unos seres creativos, únicos y especiales. Busquemos esa sabiduría que tenemos en nosotros mismos y comencemos a sacar o hacer brotar hacia la luz nuestras ideas innovadoras y estrategias que nos permitan alcanzar nuestros deseos o metas. Ya que cuando nos sentimos culpables de algo, pensamos  que no somos merecedores  del bienestar que pretendemos. Eso es lo que le pasa a algunos depredadores de nuestra profesión que abundan en estos tiempos que solo hablan y habla, pero no hacen nada.

Como buenos profesionales de la enseñanza de la conducción dejemos todo lo que hasta ahora  no nos ha dado resultado y busquemos nuevos horizontes. creamos en nosotros mismos y atrevámonos hacer todo aquello nunca hemos probado ni realizado. Cada vez que algunos inteligentes granadinos  se quejan o lloran, es que no saben pedir con razones lo que necesitan o desean. ¿ Es qué no sabemos pedir con argumentos y razones? ¿Es que en esta DGT, llena de óxido, no se dan cuenta que necesitamos un “cambio o un revulsivo” porque el sistema actual está, obsoleto, es rutinario e ineficaz, está  quemado, no funciona y no sirve para nada en una formación de conductores moderna? Porque nos enseñaron, que los profesionales de la enseñanza de la conducción somos o deberíamos ser  proveedores de valores, comportamientos. actitudes, responsabilidades en la conducción, precavidos, educados y corteses en la utilización de las vías públicas para conseguir evitar los siniestros en el tránsito. Somos, en verdad, los que lo damos todo y poco, en estos días, recibimos.

Sin duda, podemos pedir con “argumentos y razones” lo que necesitamos de forma eficaz y correcta ante esta administración muy disminuida en oídos. No siempre nos van a complacer ni dar lo que queremos: herramientas de calidad para poder realizar nuestras tareas formativas para obtener nuestro deseo de “enseñar a conducir”, sería obtener o conseguir un exceso, y según creo dijo Quevedo <<El “exceso” es el veneno de la razón>> No siempre nos van a decir que sí, que nos van a dar lo que queremos, eso forma parte de la vida y de nuestra profesión; recordemos aquello de: <<exagerar y mentir por el mismo camino han de ir>>

Pero si somos unos profesionales de verdad que decidimos y no deseamos vivir dentro de la frustración, sino que nos hemos dispuesto vivir más sanamente, recibiendo lo que legalmente nos corresponde y merecemos, estaremos más preparados para recibir un “no” como respuesta a nuestras pretensiones, también listos para decir “no” a lo que no queremos y no nos conviene, sabremos también sentirnos libres de toda culpa y reponsabilidades en nuestras tareas como formadores viales. <<“Hay caídas que sirven para levantarnos más sabios y más felices”>> William Shakespeare

                                          José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.