IMPORTANCIA DE TENER EN CONSIDERACIÓN LA “DISPONIBILIDAD” Y “CAPACIDAD DE APRENDIZAJE” DE LOS ALUMNOS EN LAS AUTOESCUELAS

Dentro de los profesionales de la “formación viaria”, existe una cuestión dentro del binomio o relación profesor/alumno de gran importancia y a tener en consideración: la disponibilidad” y “capacidad de aprendizaje” del alumno. Lo primero, está relacionado con los “estímulos“, la “motivación” y el “deseo“, cuestión que se consigue y logra con unos docentes bien formados y actualizados en conocimientos, con una relación de proximidad y de confianza y, un ambiente agradable de aprendizaje en el AULA, culturalmente rico, abundante, pedagógicamente acogedor, eficaz y atractivo. Lo segundo, tiene que ver con la adquisición de unas estructuras previas de aprendizaje que  permitan al alumno ir aprendiendo de manera progresiva, secuenciada, un sólido aprendizaje de nuevos contenidos que sumen a su formación como futuro conductor de automóviles.

La primera inquietud del alumno aspirante a conductor de automóviles al llegar a la autoescuela, está en averiguar cómo va a ser el examen para “sacar” el Permiso de Conducir; todo ello, para ajustar las formas y las estrategias que va a poner en juego en la tarea del mínimo esfuerzo y atención para estudiar, con el fin de ajustarlas para superar la prueba que le ponga la Administración y conseguir, de esta forma, el deseado permiso de conducir lo más fácil y antes posible.

Para un serio, competente y buen profesor de Formación Vial, en cambio, la atención y anhelo está puesto en llevar a buen fin el cumplimiento del programa que marca y establece  el vigente Reglamento de Escuelas Particulares de Conductores y su desarrollo en el Anexo del Reglamento de Conductores, así como las materias o contenidos que debe enseñar para conseguir conductores: “seguros”, “precavidos”, “eficientes”, “responsables”, “sociables” y “corteses” en el uso de las vías públicas. En cada examen o acto de evaluación, los alumnos reciben la indicación o mensaje sobre lo que deben estudiar y sobre lo que tienen prioritariamente que aprender y la forma de cómo han de hacerlo para sobrevivir a los rituales y normas  establecidas por la DGT en las pruebas a realizar, que es tanto como decir la permanencia en el sistema formativo “rutinario” establecido. En esta dinámica, el “contenido” del aprendizaje, que debería ser claro y eficaz, discurre por vías implícitas y obsoletas del programa. Entenderlas debería ser la garantía del éxito dentro de este sistema costumbrista formativo.

Si existiese la posibilidad de que el profesor que desarrolla la formación/educación evaluase (una utopía), exigiría a sus alumnos la materia y contenidos expuestos y comunicados durante sus clases, donde las fuentes de los exámenes, inevitablemente, serían las explicaciones del docente. que supuestamente asegurarían el éxito de la formación/educación. Por razones obvias de economía y del esfuerzo no saldrían de los manuales usados como texto, sin importar que las tareas de evaluación de los conocimientos de los alumnos sólo valorarían lo que hubiese sido enseñado, que podría haber sido más bien pobre, raquítico y escaso. Quedaría al arbitrio, responsabilidad y seriedad del profesor. No digamos las “evaluaciones” que hace la Administración, donde previamente se han entregado las preguntas y respuestas del examen, que traen como consecuencia que los alumnos “emigren” o desaparezcan del AULA y sólo “memoricen” las preguntas publicadas por la DGT, por lo  que desaparecerán los conceptos, contenidos en prevenciones, responsabilidades, etc..generando un desprestigio de la profesión y convertirnos en poco necesarios, generando desidia, desaliento y desgana en los buenos profesores de formación vial al ver y observar que su labor docente  de conseguir buenos conductores  queda  reducida y desplazada a provocar artilugios y estímulos memorísticos  para superar la prueba teórica, lo que provoca que esta educación/formación llegue a cotas vergonzantes y deplorables por actuaciones de personas con pocos escrúpulos e intereses sólo mercantilistas.

                                                    José Manuel López Marín

Miembro de la Comisión de Proyectos, Estudios y Legislación de la CNAE

 

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: