LA “VOLUNTAD” DEBE IMPONERSE A LA “IMPULSIVIDAD” PARA RELACIONARNOS MEJOR

En nuestra profesión el llevarnos bien con los demás compañeros sana; llevarnos bien con todos los alumnos de nuestro entorno cura y vitaliza y, así también curamos y vigorizamos a los demás.

Cuando la voluntad se impone a la impulsividad podremos conseguir el relacionarnos mucho mejor, y no solo eso sino que tendremos capacidad para relacionarnos de manera más beneficiosas con aquellos que discrepan en pensamientos y razones con nosotros, con quienes no aceptan nuestra forma de ver nuestra profesión y la vida como nosotros, y con los que no comparten  nuestras creencias y objetivos a conseguir. Si todos nos ponemos de  acuerdo, si estamos en una situación de armonía, todo recobrará su equilibrio y lo mejor vendrá para cada uno de nosotros.

Fuimos excelentemente y perfectamente creados: <<Mientras la “voluntad” nos hace mirar o hacer cálculos a largo plazo, la “impulsividad” nos hace que miremos el presente>>. Ante una discrepancia o discusión debemos desarrollar la parte sabia o inteligente, la voluntad, la parte reflexiva, la que te hace recapacitar, rememorar y considerar el “acuerdo“y no la “discusión“. La “voluntad” siempre nos hace pensar y evaluar qué es lo que más nos conviene y es, además, la que debe predominar en una discusión o discrepancia.

En una profesión  de formadores viales donde muchos pierden la paciencia en el momento que surge una dificultad, como las que ya hemos experimentado recientemente, donde ante un “conflicto” en lugar de llegar a un arreglo o acuerdo amistoso, se piensa, como en el programa “Sálvame”  de la tarde, en ir hacia una demanda en los Juzgados; necesitamos aprender a llevarnos bien con nosotros mismos, nuestros amigos y mucho mejor con nuestros compañeros de profesión. ¡¡Aprendamos a llevarnos bien entre todos nosotros y con la gente de nuestro entorno!! ¡¡Desarrollemos nuestra voluntad!! ¡¡Alejémonos de la gente problemática o tóxica en ideas!!. Si tenemos noticias que algún cotilla o chismoso habla mal de nosotros, cosa muy frecuente en aduladores, peloteros, ambiciosos y medradores, recurramos a la fuente de origen y verifiquemos la veracidad de los bulos maliciosos que transitan por el ruedo. << Jamás olvidemos y tengamos en cuenta que quienes  se muestran más “arrogantes” solo buscan que los feliciten>>

Hablar mal de otros para encumbrarse y pelotillear, muy frecuente en estos tiempos,  excluye. Sin embargo, hablar bien y con dignidad incluye. Todas las palabras serias y dignas que pronunciemos vuelven a nosotros  con todo lo que digamos. Las palabras  crean situaciones y atmósferas emocionales y espirituales.

                                                      JMLM del NWla voluntad

Enfoques

Clubautoescuela View All →

Experto en Formación Vial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: