LAS OFENSAS Y LAS REACCIONES DE LOS OFENDIDOS


En la Biblia se dice: <<Estos son mis mandamientos, decid siempre la verdad, procurad la paz y tratad a todos con justicia>>

Las personas maduras son aquellas  que tiene la capacidad de no desanimarse ni sentirse afectadas cuando las ofenden, insultan, tratan de  desprestigiarlas, les gritan o las maltratan de palabra y obra. Muchas personas que ha tenido sueños grandiosos, pero porque compañeros, amigos o seres queridos las habían maltratado, ofendido o despreciado quedaron a mitad de camino y nunca consiguieron llegar a sus destinos o metas.

En tiempos pasados,  el Presidente de Estados Unidos Eleanor Roosevelt dijo que: <<Nadie puede ofendernos sin nuestro consentimiento>> ¿Nos sentimos molestos y ofendidos con frecuencia?¿Qué cosas nos ofenden a menudo  o normalmente? ¿Nos ofendemos si no nos saludan, si no son cariñosos con nosotros, si nos insultan, si nos critican o van con chismes a terceros o, en el peor de los casos .., si se burlan de nosotros? Lo cierto es, que muchas veces todos nosotros, lo queramos o no, sin darnos cuenta ofendemos o molestamos a los demás, ya sea de palabra o hecho. Una ofensa podemos generarla por algo que nos hicieron, o por omisión, algo que esperábamos que nos hicieran y no llegaron a hacerlo, y por último aunque parece más sutil, puede parecer más dolorosa como una acción en contra nuestra.

Cuando alguien nos ofende, lo más importante es el cebo, es decir, aquello que quien ofende hace para llamar nuestra atención. Tal vez no pretenda dañarnos sino solamente tratar de conseguir nuestra atención para provocar una mala reacción emocional, En estas condiciones, el dolor pasa a ser menos importante o secundario; lo que el ofensor o maltratador busca es atraer nuestra mirada, De esta manera, lo que hace, es desviar sus propios conflictos hacia otra parte.

¿Cómo tenemos que reaccionar ante las ofensas? En momentos de nuestra vida, alguien o algunos nos tratarán de ofender mediante palabras o acciones, o a nuestros compañeros, amigos, familiares,..;nos criticarán, hablarán mal de nosotros o inventarán “chismes” de nosotros. Esto ocurrirá, pero seremos nosotros quien decidamos que nadie, nunca más, vuelva a ofendernos. Cuando nos ofendan, podríamos responder de distintas maneras o formas; A) Levantando un escudo invisible, que las palabras reboten en el mismo o los ignoremos.. No intentemos rebatir las ofensas, porque quien intenta ofendernos tiene muchos problemas sin resolver. B) Mostrarnos como si esas palabras molestas nos hubiesen descontrolado. Así ,quienes pretendían ofendernos optarán por irse. C) Para desconcertarlos, agradecer los comentarios, alavandoles su profundidad y sabiduría.

                                                        José Manuel López Marín

 

 

 

   .

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.