¿QUÉ SE PRETENDE CONSEGUIR EN NUESTRA PROFESIÓN DE FORMADORES VIALES?¿EXISTE MEDITACIÓN Y PRESPECTIVAS DE FUTURO Y CALMA?


A nuestra gente de las autoescuelas  nunca hay que preguntarles qué pretenden conseguir en nuestra profesión de formadores viales y en la vida misma, más bien, en estos tiempos difíciles, ¿qué está dispuesta a perder?, porque eso es indicativo del grado de compromiso con sus deseos que añoran en nuestra profesión, que son muchos. Sobre todo tener grandes riesgos para obtener o conseguir buenas metas. Existe una gran diferencia entre “vivir” en esta profesión y “sobrevivir“. Vivir es apostar por lo que deseamos y arriesgarnos a los imprevistos o que sucedan las cosas. Sobrevivir es afirmarse y aferrarse a lo seguro y a que no ocurra nada interesante o extraordinario como ya se observó el año pasado con las huelgas de los examinadores de la DGT. Sólo nosotros optamos o debemos optar por unas u otras preferencias. <<Debemos tener en cuenta que los grandes deseos y las grandes realizaciones conllevan grandes riesgos>>

Unas veces ganamos y otras aprendemos. De los “errores”, los “fracasos” y las “pérdidas” se obtienen o sacan lecciones magistrales, son peldaños más en la escalera para conseguir o alcanzar nuestras metas, todo va sumando. Cualquier biografía de éxitos va marcada y está forjada a base de inconveniencias, dificultades y tropiezos. El gran mariscal Turenne decía: <<Es preciso haber sido derrotado dos o tres veces antes de poder ser alguien>> El gran problema es cuando por “orgullo” o “soberbia”, nos empeñamos en negar los errores o en buscar excusas, disculpas o culpables para no asumir  las propias responsabilidades (de esta gente está llena o saturada nuestra profesión). El “cambio deseado” solo es posible desde la aceptación solidaria de todos, nunca desde la negación o el engaño. A lo que nos resistimos, persistimos; lo que aceptamos, nos transforma y lleva a conseguir el “cambio” en nuestras actitudes y comportamientos profesionales. Cuando perdamos, no debemos perder la lección recibida sino que debemos tenerla en cuenta.

En ocasiones, lo mejor que puede suceder u ocurrirnos, como profesionales de la formación vial, es todo aquello que jamás hubiésemos deseado. Un despido, por ejemplo, puede ser un revulsivo ideal ya que por esa decisión tomada por terceros (empresa) que nos parece injusta y tremenda, es el comienzo de un nuevo amanecer que en otras circunstancias nunca nos hubiesemos atrevido a emprender por propia iniciativa. Pascal afirmaba que: <<la desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir>> Muchas veces las “crisis profesionales y personales” actúan a modo de “despertador” vital, nos sacan de la rutina y nos hacen activos o espabilan  con sus preguntas. <<Recordemos que no conseguir lo que queremos o deseamos es, a veces, un maravilloso golpe de suerte>>

A través de la “meditación y los buenos pensamientos” se puede conseguir la paz tan deseada en nuestra profesión en estas guerras insanas y despiadadas de precios que tanto dañan al sector de las autoescuelas y, a través de ella, conseguir la verdadera amistad, compañerismo, las buenas formas, costumbres y hábitos para convivir de forma feliz como existió en tiempos anteriores y que ya olvidamos.

La “meditación” consiste en tratar de calmar todos esos pensamientos tóxicos y saboteadores que transitan por nuestras mentes. “Meditar” no es otra cosa que tranquilizar y calmar la mente, el ejercicio de su práctica nos permite la conexión directa con el alma para conseguir practicar buenas intenciones profesionales y confianza entre nosotros. <<Es la forma de llegar a conocer la naturaleza esencia de las cosas>>,”Meditar” nos ayuda a encauzar de forma positiva el pensamiento y los deseos, lo que redunda en una mejora de “calidad  en la enseñanza” que practicamos  y también una mejora de vida psíquica  y, por tanto, de la calidad en la vida física, dada la relación que tenemos  muy estrecha entre nuestra “mente” y “cuerpo”. La práctica de la”meditación” frena la ansiedad y el estrés y nos lleva a un estado de paz interior que nos sirve para conectar mejor con nuestros compañeros y con nosotros mismos. Lo que favorece la relajación muscular, la mejora de la circulación de la sangre o el reforzamiento del sistema inmunitario, además de otros beneficios. nuestra mente  puede ser la herramienta más fuerte y más potente con la que contamos los profesionales de la enseñanza de la conducción, pero al mismo tiempo la más dañina y destructiva según le demos uso de una forma o de otra. <<A través de la “meditación”podemos conseguir la paz interior, y a través de ella la paz y la calma en nuestra profesión>>

                                                        José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.