¿VAMOS A CONTINUAR CON LA POLÍTCA DE “SACAR” EL PERMISO DE CONDUCIR DE LA FORMA MÁS FÁCIL Y BARATA, OLVIDÁNDONOS DE ENSEÑAR A CONDUCIR PARA MEJORAR LA SALUD PÚBLICA?


Así de claro y simple….las mejores autoescuelas están orientadas hacia esos alumnos que pretender“sacar” el permiso de conducir de la forma más fácil y barata. Los que sólo desean tener el plástico que les habilite para luego hacer toda clase de locuras en las vías públicas porque ya están autorizados  después de haber superado la barrera de memorizar “preguntas” y “respuestas” de los test de la DGT que “salen” en el examen oficial. Pero, qué difícil de entender por muchas organizaciones de víctimas en la carretera y la propia sociedad civil; no tanto por la Administración del Estado y los políticos populistas de turno que practican las tareas de “conseguidores”.

Los alumnos aspirantes son los que fijan las condiciones…y buscan los mejores artilugios para superar las pruebas. Lo mismo ocurre en las empresas/autoescuelas, porque son las personas/empresarios las que hacen que estas cosas raras ocurran. Las empresas/autoescuelas no hacen nada, lo hacen las personas que trabajan en ellas porque el sistema imperante establecido por la Administración les obliga a realizar estas cosas para poder supervivir o pervivir. Sin duda, las mejores organizaciones, aquellas que con el tiempo sobreviven, son las que tienen en el centro de sus estrategias y sus negocios en el conjunto acoplado y uniforme de sus profesionales. <<Que la ayuda de las personas o profesionales, ayude a los negocios, de lo contrario no hay nada que hacer>>

Para que una autoescuela sea apreciada y valorada en el “mercado” de “sacar el permiso de conducir“, primero debe ser apreciada, valorada y amada por sus empleados colaboradores. ¿Es posible que ocurra de otra forma o modo?. ¡¡Muy difícil!! El orgullo de pertenencia a la empresa/autoescuela, como dicen los futbolistas: sentir los colores y la camiseta para mejor divertirse jugando, es muy importante para que una autoescuela sea un referente en cualquier sector o profesión. Toda empresa u organización tiene una forma diferente  de ver y hacer las cosas, con sus pros y contras, y los profesionales que trabajen en ellas, o se adaptan o se arriesgan a ser despedidas por falta de rendimiento o abulia para realizar sus tareas de formación de conductores. Cuando los profesionales empleados no sintonizan con la cultura empresarial de la enseñanza de la conducción sólo es posible estar en medio del pelotón o grupo, de forma indiferente y apática. Las autoescuelas de éxito, son las formadas con empleados orgullosos de pertenecer a ellas generando prestigio.

Cuando las cosas van bien en la autoescuela es cuando0 hay que invertir y consolidar la empresa, para que cuando lleguen las “vacas flacas“, como ya ha ocurrido recientemente, no nos coja con el pie cambiado. Debemos estar en permanente estado de alerta y contacto con el mercado para saber por donde  van y vienen los tiros y evitar caer en la “autocomplacencia” y tener una cierta obsesión por tratar de mejorar cada una de las fases de la cadena de valor y, lo más importante, ser creativos e innovadores para renovar las ventajas competitivas.

                                                      José Manuel lópez Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.