¿QUÉ NOS PASA? ¿POR QUÉ ESTAMOS TRISTES?


Hoy comentaba con un compañero de la antigua Al Andalus diversas cosas de nuestra profesión bastante importantes y muy interesantes. Me manifestaba que una gran cantidad de profesionales de la “educación/formación vial”, en estos momentos inciertos y bastantes difíciles de nuestro sector, frente a cantidad de circunstancias que les preocupan, que les molestan, cuando no le salen las cosas como tenían planeado, sienten que su ánimo y esperanza no son las de siempre, que para moverse necesitan darse cuerda o cargar la batería. Notan que su tono de voz habitual cambia y, la melancolía y la desilusión comienza aparecer en sus semblantes o rostros. Como estos rasgos son difíciles de disimular, es inevitable que se les pregunte: ¿Qué os pasa? ¿Por qué estáis tristes? La contestación es clara: no lo sé….si, me siento triste por todo lo que ocurre en el sector de autoescuelas que lo veo negro, apenas sin futuro y no atisbo por parte la DGT  voluntad alguna de “cambiar”el rumbo del “navío formación vial”, ni cercanas soluciones que oxigenen nuestros corazones.

Tratemos o intentemos, antes que nada, definir lo que es esta “tristeza” profesional, que suponemos es una emoción que nos desmoraliza y nos tira hacia abajo. Por eso, muchas veces, la llamamos “bajón”. No nos agrada ver a nadie ni tenemos ganas de hacer nada, y la mayoría de las veces perdemos las ganas de hablar. Si el cabreo o enojo nos pone bravos  nos incita a pelear, la tristeza nos arrastra a abandonar.

Existe una gran diferencia entre tristeza y depresión, que necesitamos tener en cuenta y consideración para evitar que un simple “bajón” nos haga pensar que estamos a punto o muy cercanos de llegar a una profunda depresión.

Quien tiene “depresión” no sólo percibe tristeza, además siente que su “autoestima” está dañada, se encuentra sin valor alguno. Mientras que en la tristeza no tiene ganas de hacer nada, ni voluntad de realizar sus tareas habituales, pero su autoestima no queda mermada en su sanidad.<<La tristeza es una enfermedad en la que cada paciente debe tratarse a sí mismo>>Palabras de Voltaire

Todos necesitamos amigos o compañeros sanos en los que vaciar nuestra tristeza. Es importante manifestar nuestras emociones, nunca nosotros mismos negar la debilidad emocional, ni taparla, ni esconderla. ¿Qué quiere decir ésto? Que frente a nosotros mismos, al encontrarnos con nosotros mismos no tenemos noción de lo que sentimos, ni entendemos lo que pasa. Nos encontramos bloqueados en la capacidad de reconocer nuestras emociones ¿Estamos tristes y compungidos? Busquemos a otros compañeros en la misma situación y tratemos de consolarlos; entonces encontraremos la alegría que necesitamos.

                                                          José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.