Posible, importante, necesario, la formación del conductor salva vidas


Hay cantidad de cosas que parecen que son imposibles hasta que se logra o consigue hacerlas. Así ha sido a lo largo de toda la vida de nuestra profesión de  formadores de conductores de vehículos automóviles. Por eso,  la expresión <<imposible>> es la palabra más difícil y peligrosa de nuestro diccionario de la lengua castellana, ya que desconecta o inhibe la búsqueda de resultados o soluciones. Cuando nuestras mentes procesan algo interesante que no está a su alcance, dejan de buscar, van por el camino más fácil, desconectan y dan como finalizado el tema que nos ocupa. Cuando creemos que algo es posible, entonces permanecemos a la expectativa o alerta para encontrar toda clase de recursos y alternativas que nos permitan llegar a la “realidad motivo por el cual no existe nada imposible, pero sí,,, necesario. <<No es “valiente” solo el que no tiene miedo, sino el que sabe superarlo y conquistarlo>>

El “miedono hay que temerlo ni desterrarlo, sino la “cobardía” que abunda mucho en estos tiempos; la historia nos dice que hubo muchos valientes y héroes, pero también tenían miedo, pero aceptaban el reto de erradicarlo. Mientras que el “cobardese acojona y se deja dominar por el miedo, el “valiente y temerario” le “hecha bolas”, le presenta batalla y hace frente. Por eso no debemos inquietarnos cuando tengamos miedo, no intentemos dominarlo ni eliminarlo. Aceptémoslo  y busquemos la forma de dominarlo y vencerlo. Al “miedo”  no se le vence  o derrota de una vez, sino poco a poco, lentamente como el movimiento de los astros, y cada vez que lo afrontamos o se presente delante de nosotros. Cuando no lo evitamos, no huimos y le hacemos frente, ese “miedo”  decrece y cada vez se hace más pequeño, se difumina y diluye. Nunca nos convirtamos en más pequeños de lo que podamos ser.

A menudo, la “adversidad”, que surge y hay que tener en cuenta, es una gran aliada para descubrir talentos ocultos o para obligarnos  a generar ciertas habilidades físicas o mentales. Desde la “comodidad” y la “rutina” tradicionales es muy difícil y complicado conocer y desafiar nuestros límites. Sin embargo, en algunos momentos o circunstancias al salir de nuestra zona de “confort“, muchas cualidades que no habían tenido la posibilidad de desarrollarse, expresarse o manifestarse lo acaban haciendo, apareciendo o surgiendo así espacios o parcelas que nosotros mismos desconocíamos. La mayoría de las veces o casi siempre, los momentos fuertes del “aprendizaje” están relacionados con las situaciones de “incomodidad“.Muchas soluciones y resultados notables de nuestros investigadores, expertos y científicos surgen de la “necesidad” de llegar a un “cambio” en la educación y formación de los conductores. Por eso, en nuestras tareas como “educadores/formadores viales” ante la sociedad civil, debemos conseguir  u obtener “prestigio” con una formación permanente o continua adapada a las nuevas normas en el tránsito y tecnologías emergentes, ser “útiles” y muy “necesarios” para conseguir buenos conductores , sobre todo, “responsables y seguros” para evitar los siniestros en el tránsito por las vías -públicas.

Olvidémonos, de envidias, odios y resentimientos del pasado, naveguemos todos en la misma dirección y sentido para lograr el éxito de ser unos profesionales bien considerados y necesarios para la seguridad vial. El “resentimiento“, como decía Mandela es : << Como tomar veneno y esperar que mate a nuestros enemigos>>

La “libertadde nuestro cuerpo y alma es el valor más importante para las personas y buenos profesionales de la formación de conductores. Supone, sobre todo, la opción de que seamos nosotros mismos. Tener la posibilidad de que podamos decidir quiénes queremos ser en el sector de las autoescuelas y llegar a conseguir lo que pretendemos de una forma lógica y racional de ser verdaderos educadores/formadores alejados de las “rutinas obsoletas y oxidadas” de la DGT, ancladas en el pasado, que nada tienen de “creatividad” e “innovación“, sólo de un “recital de estadísticas” que para nada sirven si no se saca fruto de ellas. “Imposible“…es “necesario” cambiarlo por “nuevas ideas” de “potenciar conceptos en la enseñanza de la conducción” y “vigilar” de la mejor forma posible la educación/formación de los conductores  más que tratar de evaluar el “potencial memorístico” de los futuros conductores mediante el aprendizaje “rutinario y memorístico” de “preguntas” y “respuestas” de test que todo el mundo sabe. Más con el avanzado sistema de “sacar el permiso de conducir de forma “truculenta” desde casa,  eliminando  la sagrada tarea y valores del profesor de formación vial (creado por la Administración) de transmitir, comunicar o aclarar valores y conceptos esenciales para “salvar vidas” y eliminar  o finiquitar el  gran valor  del aula en las autoescuelas.

                                                 José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.