Los buenos deseos de las autoescuelas de generar “prestigio profesional” y “ser necesarias” para la sociedad


Cualquier profesional de la enseñanza de la conducción de vehículos automóviles, de cualquier edad y en cualquier momento o circunstancia, puede reconducirse y transformarse a si mismo si tiene voluntad de hacerlo. Convertirse en el tipo de profesional destacado en sus tareas de enseñanza y como persona; es un acto de voluntad propia, libre, al alcance de todo profesional o individuo que desee localizar y encontrar la senda para conseguirlo. El ser un profesional de la enseñanza con “excelencia” no es algo innato, se consigue a base de trabajo permanente y desarrollo de buenas actitudes y valores; otra cosa es que los esfuerzos que tengan que hacer unas y otras personas sean mayores o menores. Estos profesionales distinguidos por sus cualidades, educación y formación tienen rasgos comunes: A) <<Persiguen un sueño o propósito claro>> B) <<Lo comunican de forma clara  a los demás, logrando que sus alumnos seguidores se identifiquen y se comprometan con él generando una buena empatía>> C) <<Son consistentes, coherentes y persistentes con ese sueño o ideas>> D) <<Son conscientes de sus fortalezas, están conformes con ellas y saben aprovecharlas>> No permiten ni se centran en sus “debilidades“, si no que las acatan y compensan. Estos “personajes” no surgen de la nada. Deben ser educados y formados de tal forma que adquieran las “capacidades” y “cualidades” necesarias para ser excepcionales.

Los buenos profesionales de la formación vial, deben dejarse de hacer críticas vacías, charlatanería insolente y demás banalidades, más bien centrarse en la necesidad de conseguir un propósito (hechos son valores y realidades), que tenga importancia y buen significado. Esa es la razón de subsistir, vivir, conseguir prestigio profesional  y lograr ser necesarios para la sociedad. Con un propósito y trabajo compartido, seremos capaces  de alcanzar cualquier cosa. Más lejos de la “motivación extrinseca”, lo que se tiene del entorno: dinero y la “intrínseca”, lo que se obtiene del puesto de trabajo en la autoescuela, educación y formación, los profesionales de la formación vial cualificados, necesitan, a un nivel superior, una motivación “trascendente“, que motive a los alumnos. Un proyecto que sea trascendente e importante que nos atrape  y nos haga levantarnos todas las mañanas con ilusión y ganas de ejercer nuestra profesión. <<Lo que los seres humanos verdaderamente necesitan no es vivir sin tensiones. Lo que precisan es sentir y responder con energía a la llamada de ese algo que les está esperando para poder realizarse>> Victor E. Frankl, psiquiatra judío, que estuvo en Auschwitz (Polonia)                  

                                 José Manuel López Marín

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.