Sensatez para formar a los conductores, soluciones en lugar de críticas


Muchas veces pensamos que todo lo fácil, probablemente no valga la pena. Las rosas son bellísimas pero tienen muchas espinas. Pero muchas veces o casi siempre la “realidad” tiene que ver bastante o mucho más con cómo se afronta que con cómo es en sí misma. Generalmente vemos los obstáculos como problemas y, casi siempre, como retos o metas a conseguir. Para ello, es importante como profesionales de la enseñanza de la conducción que nuestro pensamientos y sueños sean propios, nunca robados o prestados, porque entonces la “motivación” siempre termina superando e imponiéndose a la desesperación que provocan nuestros problemas cotidianos. Cuando ocurre lo contrario, lo más corriente y habitual es abandonar o escapar de los problemas. Los “obstáculos” son pruebas del conjunto para ver y observar hasta dónde estamos dispuestos a luchar y trabajar por nuestros proyectos, sueños y pensamientos, para poder separar y distinguir entre los que dicen que pretenden o desean algo de los que realmente lo quieren. <<Los obstáculos son esos fenómenos extraños y raros que vemos cuando apartamos la vista de las metas a conseguir>>

Decía  Ford: <<No encontré culpables, encontré remedios>>, insistía una y otra vez el magnate de la industria del automóvil a su equipo. Son los rasgos o señales que distinguen a perdedores de ganadores. Los primeros buscan excusas y echar la culpa a otros, los segundos, más inteligentes y sensatos, con buenas razones, pretenden conseguir “soluciones”. Los líderes o profesionales de éxito no dejan espacio para la distracción de lograr sus objetivos; por eso no dedican ningún instante a lamentaciones como niños de patio de colegio y concentran toda su atención y energía cinética  en cómo generar alternativas y burlar obstáculos para seguir creciendo o avanzado para llegar a sus metas. <<Muchos de nuestros compañeros gastan más tiempo y energía en criticar y hablar de los problemas que tratar de solucionarlos o resolverlos>> Nada es imposible ni difícil si se divide en pequeñas tareas. Cualquier deseo a conseguir o meta entra en lo posible, si no nos exigimos lograrla de forma prematura o inmediata. El error más frecuente que solemos cometer  es intentar superar o saltar pasos y etapas, ir por el camino más corto, o sea, pretender llegar más rápido a destino, ya que es la ruta más probable de llegar al camino seguro de la frustración. La filosofía y canción de <<pasito a pasito>>,que todos conocemos, es una recomendación inteligente que no tiene mucho “glamour“, pero resulta ser muy útil y eficaz. Un gran éxito no es otra forma que la suma de muchos pequeños éxitos.

En estos momentos, a nuestros alumnos nos les importa los servicios de formación vial, ni los  productos que podamos ofrecerles para su seguridad vial futura, sino lo que podamos hacer para que obtengan y consigan el permiso de conducir, soluciones para “sacar” el permiso de conducir de la forma más rápida, fácil y económica, apenas interés por conocimientos pata prevenir o salvar su vida al transitar por las vías públicas  <<Una autoescuela de “calidadtotalmente dedicada con sanidad y excelencia a la enseñanza de la conducción, no tendrá que preocuparse por los beneficios, éstos llegarán solos y serán grandes>>

                                           José Manuel López Marín.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.