La meditación como fórmula y remedio para la formación vial


Existen muchas personas que afirman y dicen que el “fracaso” no existe para ellas. Para éstas es simplemente la opinión que alguien tiene sobre la forma o manera de hacer las cosas. Lo que algunos denominan “fracaso” no es otra cosa  que una interpretación subjetiva de la realidad existente. Todas nuestras decisiones y acciones  generan consecuencias  de diferentes índoles. Muy a menudo, los críticos, supersabios de nuestra profesión, perezosos, envidiosos, chismosos y mediocres tildan de fracaso  las acciones que no han salido como ellos querían o estaba previsto y que han sido realizadas o previstas por personas que sí se atreven hacer cosas diferentes  a lo establecido en los estándares de nuestra profesión, a lo convencional y las abundantes rutinas establecidas. Hay gente que hace depender su felicidad de los fallos o errores de los demás, lo cual es falta de conexión con uno mismo, como le pasa a “alguno” frustrado que se pasa todo el día rebuznando por las cúspides de las sierras malagueñas.

El éxito, el progreso y el desarrollo son imposibles  si seguimos haciendo nuestras tareas formativas rutinariamente o de la misma forma que siempre las hemos hecho. Si queremos que nuestras vidas y profesión mejore y cambie, tenemos que modificar o cambiar ciertos hábitos. No existe otro camino. Lo que exige una disciplina espartana  para darle una vuelta de ciento ochenta grados a nuestros comportamientos y así reconvertir un mal hábito o rutina en un buen resultado. Lo peor de todo es creer que se hace del día a la noche o de forma instantánea. Consigamos pequeños éxitos, pero todos los días, “poquito a poquito“. No nos precipitemos. Buenas costumbres y buenos hábitos no es algo que se consiga por azar, sino que trabajando y repitiendo constantemente en el tiempo  del comportamiento que deseamos interiorizar, lo que exige contar con la colaboración del factor tiempo,

Debemos de abrazarnos al silencio, ya que dos de los grandes enemigos de los profesionales de la formación de los conductores y seres humanos son el ruido y las prisas. Nos separan y alejan  de nuestra excelencia y esencia, algo que recuperamos cuando permanecemos en silencio. En casi todas las personas existe una voz interior que todo lo entiende y sabe, que indica siempre por donde avanzar.Pero es necesario escucharla. Se encuentra dentro de cada individuo o profesional, pero jamás se manifiesta de forma brusca, sino, más bien, con delicadeza. Cree tanto en la libertad individual, en la capacidad de elegir que todos tenemos, que sólo da indicaciones,  pero nunca imposiciones concisas, claras y contundentes. Nos deja que seamos nosotros los que decidamos, quién tenga la última palabra, aunque siempre está presente por si queremos recurrir a sus servicios. estar en silencio no es solo estar callado; es algo más  es conectar con nuestro yo más profundo, con nuestra propia esencia y excelencia. Para la mayoría de expertos e intelectuales, solo existe una forma: << La meditación>> Con ella nos encontramos con nosotros mismos.

Una recomendación estimulante e inteligente es : <<vivir de tal forma  que,  si alquien nos critica o habla mal de nosotros, existe la posdibilidad que nadie los crea. por mentirosos>> Cada vez que tengamos que tomar una decisión, es bueno apelar, al sentido común,  de la justicia y la bondad. <<Se puede engañar a alguien siempre; a todos alguna vez; pero no a toda la gente y profesión indefinidamente>> Abraham Lincoln

                                                  José Manuel López Marín

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.